Robleño, a la concurso de Zaragoza tras el suceso de Madrid: «Estoy asimilando todavía este sueño»

ENTREVISTA

Robleño, a la concurso de Zaragoza tras el suceso de Madrid: «Estoy asimilando todavía este sueño»


viernes 7 octubre, 2022

Llega a Zaragoza con la ilusión por las nubes pero también siendo consciente que el triunfo en Las Ventas no puede quedar como una anécdota y si como el primer paso para llegar al lugar donde realmente quier estar

Fernando Robleño
Fernando Robleño. © Luis Sánchez Olmedo

Fernando Robleño es uno de esos toreros curtidos en mil batallas, un torero que, pese a estar acartelado en corridas duras nunca se ha salido de su camino, ese que se marcó hace años y por el que lucha a diario. Tras su gran triunfo en Madrid, hablamos de triunfo porque ver torear así ya es para salir satisfecho, ha conseguido entrar en plazas de importancia y en carteles con interés para el aficionado. Aquella faena al exigente toro de Escolar le ha servido para volver a sacar la cabeza, para decir que sigue al pie del cañón y con la ilusión intacta. Ahora tiene por delante el compromiso de Zaragoza, otra plaza de primera que espera a uno de los triunfadores del año en Las Ventas.

Queríamos hablar con Fernando, sabemos con son horas cruciales antes de trenzar el paseíllo, pero nos atiende amablemente, es consciente que el triunfo conlleva una serie de entrevistas que no a todos los toreros les gusta o les apetece hacer. Conectamos la grabadora, antes ya se han puesto algunos temas sobre la mesa, pero eso lo dejaremos para otra ocasión.

Su triunfo en Madrid le ha llevado a intensificar un final de temporada que ha venido de la mano de triunfos y tardes de gran toreo. Ahora toca un paso más, ese no es otro que Zaragoza y su Feria de El Pilar: «Estoy con mucha ilusión de volver a vestirme de torero, en Zaragoza, que hace mucho que no voy. Si no recuerdo mal, creo que fue en 2011 mi última corrida. Hace bastantes años que no acudo. Es una plaza que siempre me ha gustado mucho y con mucha ilusión. En este caso es una corrida concurso y voy con la ilusión de poder, ojalá Dios quiera, de poder tener una tarde bonita y que sea importante».

Una corrida concurso con muchas particularidades, esa que le da la amalgama de encastes. Robleño tiene dos balas en chiqueros, la apuesta está sobre la mesa: «Concha y Sierra y López GIbaja; son dos ganaderías distintas, con personalidad. Concha y Sierra lo conozco muy poco. Hace unos días toreé el único animal que he lidiado de ese hierro, que lo tiene un gran amigo en España y le deseo todo lo mejor. Ojalá el toro sea importante y permita el triunfo y que la gente disfrute. El toro de López GIbaja tampoco lo conozco mucho, pero es un animal fuerte, muy hondo, y muy serio -ambos lo son-. Afronto con ilusión la tarde. Nunca se sabe el toro que va o no va a servir. Lo que sí te puedo decir es que tengo mucha ilusión por esa tarde. Ojalá pueda repetir en Zaragoza lo vivido en Madrid».

Tras la gran faena de Madrid ahora toca seguir refrendando dicha actuación en plazas donde van a querer ver a ese Robleño maduro y asentado que reventó la primera plaza del mundo: «Estoy asimilándolo todavía. El otro día estaba en una nube. Fue todo impresionante, pero estoy tranquilo, con la cabeza sobre los hombros de lo que ha pasado. Estoy muy contento y feliz de haber vivido esa tarde como torero en Madrid».

Una tarde soñada, seguramente la faena de tu vida en la plaza más indicada para hacerlo: «Es la tarde que soñaba, aunque me faltó la foto de la Puerta Grande. No obstante, estoy muy contento y feliz de haber vivido esas sensaciones. Mi gratitud a toda la gente que me ha felicitado, a todos los profesionales que se han alegrado… y a todo el mundo en general. Pasados los días, me he dado cuenta de la importancia que tuvo aquello. He leído cosas maravillosas y preciosas sobre mí que me llenan de satisfacción. Han sido muchos años de lucha, de esfuerzo, de soledad, de torear muy poco… y cuando se tiene una tarde así y tiene tanta repercusión uno no puede estar más que feliz».