El día que Morante habló hasta de amor con Jesús Quintero: «Cuando se está enamorado, se sufre más»

ENTREVISTA

El día que Morante habló hasta de amor con Jesús Quintero: «Cuando se está enamorado, se sufre más»


sábado 8 octubre, 2022

Ahora todo es ruido, se busca la inmediatez en un periodismo al que le falta mesura, templanza. Con Jesús Quintero muere un tipo de periodismo en el que la pausa era la llave para sacar aquello que buscaba de sus entrevistados, porque del silencio también se aprende.

Morante Quintero
Morante junto a Jesús Quintero. © Canal Sur y Arjona

Morante de la Puebla ha sido, sigue siendo y seguirá un torero genial, igual que lo era un Jesús Quintero que marcó un camino diferente al resto desde sus inicios. Al igual que el torero sevillano, Jesús imprimía una personalidad a todo lo que hacía, marcaba la diferencia, ya no solo en las entrevistas sino en la música que elegía y el contexto en el que interpelaba a todos sus invitados.

Ahora todo es ruido, se busca la inmediatez en un periodismo al que le falta mesura y templanza. Con Jesús Quintero muere un tipo de periodismo en el que la pausa era la llave para sacar aquello que buscaba de sus entrevistados, porque del silencio también se aprende.

Quintero no entrevistaba, conversaba, y eso atraía al que tenía enfrente. Esa conversación que tuvo un día con un José Antonio Morante de la Puebla que acudía al programa Ratones Coloraos, que dirigía el propio Jesús Quintero. Dos personas con formas muy parecidas en las que la calma y el silencio formaban parte de su personalidad.

Morante, a Quintero: «Cuando se está enamorado se sufre más porque, cuando te vistes de torero, tienes que dejarlo todo»

«¿Con cinco años uno puede tener claro que lo que uno quiere ser en la vida es torero?». «Yo lo tenía bastante claro. Desde siempre he querido serlo». «¿Es verdad eso de Torero casado, torero acabado?», le volvía a interpelar el periodista. «Yo no pienso eso, es compatible. Pero cuando se está enamorado se sufre más porque, cuando te vistes de torero, tienes que dejarlo todo. Te pones tu traje, haces tu ritual y te encomiendas al padre. Cuando se está enamorado, cuando te acuerdas de tu familia, se sufre mucho más».

«Los mejores momentos de tu vida y de mayor felicidad, ¿los has vivido delante de un toro?», le volvía a preguntar Quintero. «Sí, sí. Creo que también es bonito enamorarse, te da muchísima felicidad».

A continuación puede verse parte de la entrevista entre Jesús Quintero y José Antonio Morante de la Puebla.