Arrollador Cartagena: tres orejas en Teocaltiche, a hombros con Saldívar y Armillita

MÉXICO

Arrollador Cartagena: tres orejas en Teocaltiche, a hombros con Saldívar y Armillita


sábado 12 noviembre, 2022

Saldívar y Armillita, dos orejas cada uno, con lleno en los tendidos

Sin Título

Ante un lleno apretado en el centenario coso «El Renacimiento», con un gran ambiente y bajo un clima agradable, se dio la tradicional corrida de la Feria de Nuestra Señora de los Dolores, resultando triunfadores los tres toreros tanto el de a caballo como los de a pie. Andy Cartagena haciéndose de tres orejas, mientras que Arturo Saldívar y Fermín Espinosa “Armillita IV” lograron cortar cada uno, un par de apéndices, para al final, ser paseados los tres, en hombros. 

Se lidiaron seis toros, dos de ellos para rejones, de la divisa de San Fermín, siendo el primero bueno y el cuarto regular. En la lidia a pie, fue bueno el segundo, regular el tercero y complicados quinto y sexto. 

El torero a la jineta alicantino Andy Cartagena en su primero, llamado «Boca Chula», sobre «Mediterráneo», templando a la grupa, colocó con certeza un rejón de castigo. Luego, encima de «Caramelo», clavó tres banderillas y atemperó a la grupa y al estribo a la mínima distancia, dando además tres giros en la cara del toro. Salió después montando a «Catrina» para dejar dos palos más al violín y tres cortos en un palmo de terreno de manera lucida y emotiva al buen astado. Mató de estocada certera para cortar una oreja. 

En su segundo, «Chiris», Cartagena, dirigiendo la rienda de «Mediterráneo», toreó a la grupa para dejar un fierro de castigo y templar con la banderola. Después, cabalgando con «Cupido», realizó pasadas por dentro al soso ejemplar para colocarle tres rehiletes y hacer el toreo a la grupa a la mínima distancia y exponiendo de verdad, estando por encima del astado. Al final, sobre «Catrina», tras dar cuatro balotadas, dejó otro palo y dos rosas para matar de atinada estocada, recibiendo dos apéndices. 

A pie, el espada aquicalidense de nacimiento y teocaltichense por adopción, Arturo Saldívar, en su primero, «Don Cuco», se vio empeñoso en su labor capotera. Con la muleta empezó, sereno y sin mover las zapatillas, con pases vaciando por alto, dos cambiados por la espalda y un desdén para seguir, previo molinete, en dos series derechistas templadas y artísticas, así como en otra por naturales. Una vitolina y más toreo diestro de buen gusto y con largueza en otras dos tandas. De buen calado fue su siguiente ramo izquierdista y toreo circular. Adornos para cerrar la faena, incluidas manoletinas de rodillas. Mató de estocada, algo contraria, pero efectiva, para obtener las orejas. 

Arturo a su segundo lo recibió de rodillas con dos largas cambiadas y de pie lancear a pinreles juntos y dar chicuelinas abriendo el compás y una tafallera. Con la pañosa, tras brindarle al ahora religioso alteño Armando Ramírez, otrora gran banderillero mejor conocido como el «Bam-Bam», Saldívar empezó su trasteo de hinojos por derechazos. Ya de pie, al soso y rajado ejemplar, dándole las tablas, le sacó pases derechistas y naturales de buena factura, sobre todo, por el perfil izquierdo, a base de perseguir al toro. Y toreo circular por el derecho, con mucho mérito. Fallo al matar y se le aplaudió el esfuerzo. 

A su primero, el acalitense Fermín Espinosa «Armillita IV», lo bregó toreramente. Con la sarga inició de hinojos por alto, continuando por derechazos suaves y de calidad en dos tandas. Se cambió el engaño a la zurda para torear con empeño. De nuevo con la mano derecha se impuso en otras tres series, a pesar de la flojedad y sosería del toro. Otro tanto empeñoso de naturales ayudados en una tanda para acabar de media estocada tendida y ser aplaudido. 

«Armillita IV», a segundo, «Cubilete» de nombre, el que cerró plaza, lo capoteó con esmero. Su labor muleteril fue, luego de tantear la nada fácil embestida, con dos racimos diestros plenos de buen oficio y a media altura. Naturales bajo el mismo método, cuidando al soso «socio». Derechazos llenos de voluntad y torería en otras tres tandas y toreo en redondo. Más naturales suaves y cadenciosos, además de estéticos ayudados por alto. Acabó de estocada honda y desprendida para obtener las orejas. 

Al final, tanto Cartagena como Saldívar y «Armillita IV» fueron paseados en hombros. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Teocaltiche. Lleno. Toros de San Fermín.

Andy Cartagena, Oreja con petición y 2 orejas.

Arturo Saldívar, 2 orejas y ovación.

Armillita IV: Ovación y 2 orejas.

INFORMA: ADIEL ARMANDO BOLIO / FOTOGALERÍA EMILIO MÉNDEZ

PINCHE EN ESTE ENLACE para acceder a la fotogalería del festejo.

Galeria 29 1