El Juli, a hombros con El Conde, sigue arrollando en su periplo azteca: nuevo triunfo en la Monumental ‘Vicente Segura’

PACHUCA (MÉXICO)

El Juli, a hombros con El Conde, sigue arrollando en su periplo azteca: nuevo triunfo en la Monumental ‘Vicente Segura’


domingo 20 noviembre, 2022

Joselito Adame no tuvo suerte y se fue de vacío, malogrando la faena a su segundo astado.

Sin Título

Con tres cuartos de entrada en el coso Monumental “Vicente Segura”, en su cumpleaños 44, bajo un cielo nublado y tarde fresca, resultaron triunfadores los espadas Alfredo Ríos “El Conde” y el ibérico Julián López “El Juli” al cortar tres orejas el primero y, dos, el segundo, en tanto que su otro alternante, Joselito Adame, no tuvo suerte y se fue de vacío, malogrando la faena a su segundo astado. 

Una vez hecho el paseíllo, la empresa “Toro Tlaxcala”, que encabeza el espada Rafael Ortega, hizo tres reconocimientos, por los 44 años del coso pachuqueño, a distinguidos personajes hidalguenses, uno a la memoria de don Jesús Arroyo, que fue quien levantó esta plaza, recibiéndolo su hijo, el empresario y ganadero José Arroyo. Otro al diestro estatal retirado, gran colaborador y amigo de Jesús Arroyo, Jaime Rangel. Y el otro al matador de toros en el retiro, figura del toreo y único sobreviviente del cartel inaugural, Jorge Gutiérrez, siendo llamados los tres, acompañados de los matadores del cartel, a dar una ovacionada vuelta al ruedo. 

Se lidiaron seis toros de Villa Carmela, siendo bueno el primero, de arrastre lento, lo mismo que el cuarto, el sexto y un punto menos el quinto. Soso fue el segundo. El tercero noble, pero sin trasmitir. 

En el toro que abrió plaza, llamado “Soneto”, el jalisciense Alfredo Ríos “El Conde” empezó de rodillas con una larga cambiada para ya de pie veroniquear con temple. Llevó al caballo por chicuelinas caminándole al astado y, luego, quitó de manera ajustada por gaoneras, además de colocar banderillas con lucimiento. Su labor de muleta la brindó al reconocido espada Jorge Gutiérrez, iniciando en los medios con un par de cambiados por la espalda con mucha quietud, mostrando mucha determinación. La faena tuvo tintes artísticos, de temple por el pitón derecho, pero mejor se vio por naturales largos y gustando de verdad. Cerró con manoletinas ceñidas y mató de certera estocada para cortar una merecida oreja y a los restos del astado de Villa Carmela se les dio arrastre lento. 

A su segundo, “Sinfónico”, Alfredo le ejecutó la verónica con voluntad. Cubrió de manera emotiva el segundo tercio, sobresaliendo un par al violín. Con la sarga, tras brindarle al empresario Rafael Ortega y sus socios, llevó a cabo un trasteo que empezó en tablas, doblándose, para ir a más y haciendo el toreo con arte del bueno y atemperado. Adornos toreros para cerrar la faena y terminar de estoconazo, por lo que le fueron otorgadas las orejas. 

En su primero, soso, el madrileño Julián López “El Juli” ejecutó mandiles empeñosos y, con la muleta, poco le pudo hacer al burel a pesar del paciente intento del torero por tratar de lograr algo. Lo sobó de verdad para dar algunos pases aislados y meritorios. Acabó de media estocada y se le aplaudió el esfuerzo. 

Julián en su incierto segundo, “Allegro”, capoteó con empeño, por lo que le tuvo paciencia para con la franela, poco a poco, tomarle la distancia y entendiendo las condiciones del astado para terminar siendo agradecido y cuajarle una faena poderosa y experimentada, verdaderamente importante, logrando cristalizar pases lentos y en redondo que emocionaron al respetable. Acabó de certera estocada y se le concedieron las orejas. 

A su primero, noble, pero falto de trasmisión, el acalitense Joselito Adame lo lanceó con esmero, lo llevó al caballo por chicuelinas andándole al toro y mejor quitó por navarras. Con la franela comenzó en la zona de tablas con pases de hinojos para luego de pie realizar una faena con poder y cuajando muletazos sueltos de buena factura. Abrochó con manoletinas ajustadas para matar al segundo viaje y ser ovacionado en el tercio. 

Y en el que cerró el festejo, un toro con calidad y trasmisión, al que Adame lo veroniqueó con calidad y, después, quitar vistosa y estoicamente por tafalleras y saltilleras para emocionar a la gente. Con la pañosa realizó una faena relevante y yendo a más, aprovechando al máximo las embestidas entre gritos de ¡torero! Algunos adornos toreros, pero por desgracia falló con la espada y todo quedó en aplausos. 

Al final, tanto Alfredo Ríos “El Conde” como Julián López “El Juli” fueron paseados en hombros. 

FICHA DEL FESTEJO

Pachuca de Soto, Hidalgo. Corrida de toros por el XLIV aniversario de la plaza.  Monumental “Vicente Segura”. Tres cuartos de entrada, con cielo nublado y tarde fría. 

Seis toros de Villa Carmela, siendo bueno el primero, de arrastre lento, lo mismo que el cuarto, el sexto y un punto menos el quinto. Soso fue el segundo. El tercero noble, pero sin trasmitir. 

Alfredo Ríos “El Conde”: Una oreja y dos orejas.

Julián López “El Juli”: Palmas y dos orejas. Joselito Adame: Al tercio y palmas.

Al final, “El Conde” y “El Juli” fueron izados en hombros.