«Nos tienen acribillados»: Juan Luis Fraile desvela la razón por la que solamente ha lidiado un toro en Madrid este 2022 y no se ha anunciado en Francia

CAMPO BRAVO

«Nos tienen acribillados»: Juan Luis Fraile desvela la razón por la que solamente ha lidiado un toro en Madrid este 2022 y no se ha anunciado en Francia


lunes 21 noviembre, 2022

Juan Luis Fraile explica la problemática sanitaria que ha tenido este año y que le ha impedido lidiar en Francia y más toros en Las Ventas debido a no tener la carta verde por tuberculosis: así ha sido una temporada dura tras los años de pandemia en una de las divisas más emblemáticas del campo charro

Toro Juan Luis Fraile
Un toro de Juan Luis Fraile la pasada temporada. © Pablo Ramos

Muchos ganaderos de lidia, como Victorino Martín o Juan Luis Fraile, han venido alertando en los últimos meses del riesgo que están corriendo sus ganaderías por culpa de las exigencias sanitarias por parte de la Unión Europea, algo que ha llevado a la desaparición de un número importante de hierros al no conseguir la tan ansiada carta verde. En esta ocasión el problema lo ha tenido esta última divisa, que esta temporada no pudo lidiar corridas de toros en Las Ventas -tan sólo un toro suelto en la corrida concurso del pasado mes de septiembre- y Orthez (Francia) por este problema. Se trata de un déjà vú para muchos ganaderos, que vuelven a verse afectados con este problema y a ver con preocupación el futuro.

Recordamos que en 2011 varios ganaderos salmantinos alertaron de esta problemática surgida en sus ganaderías. El miedo en aquel tiempo se llamaba ‘Gamma Interferol’, una prueba en sangre relacionada con el sistema inmunitario del animal. Vaca que daba positivo, vaca que tenía que ser sacrificada. «Esta prueba, asociada a la detección de tuberculosis, no es fiable», aseguró en su tiempo Paco Galache, «ya que da pie a lo que llaman «falsos positivos» y, por tanto, «no se está aplicando correctamente», aseguraba a los compañeros de Hoy Salamanca.

La de Juan Luis Fraile, la última afectada al no concederle la carta verde de tuberculosis

Juan Luis Fraile Paisaje
Astados de Juan Luis Fraile la pasada temporada. © Pablo Ramos

La de Juan Luis Fraile es una ganadería que lo ha pasado realmente mal este año, no pudiendo lidiar en ciertos cosos animales al no tener en su poder la carta verde. La corrida de Orthez tuvo que quedarse en el campo y a Las Ventas únicamente pudieron llevar un toro al no querer correr riesgo con cualquier astado que fuera devuelto a corrales -ya que no le dejaban que un animal que fuese devuelto en la plaza fuese sacrificado posteriormente en los corrales, teniendo que ser trasladado a un matadero con los problemas logísticos que ello supone, además de la agonía para el propio toro tras recibir las correspondientes varas-.

Un hierro que debido al número de animales que tiene debe hacer encaje de bolillos para esquivar la consanguinidad, algo que muchas veces no es fácil. No poder cruzar determinadas líneas por su proximidad hace que el trabajo sea más lento al no poder usar todas las cartas que tienes en tu mano. Si a esto le unimos a un mercado poco dado a las apuestas y a unas Administraciones que asfixian al ganadero, el panorama no se presenta muy halagüeño.

«Este año ha sido tremendamente complicado para nosotros»

Juan Luis Fraile
Otro toro de Juan Luis Fraile la pasada temporada. © Pablo Ramos

En la finca ‘Cojos de Robliza’ situada en la localidad salmantina de Robliza de Cojos pastan las reses de este emblemático hierro. En la actualidad, de la parte de Juan Luis Fraile, el ganadero posee un centenar de vacas de vientre, lo suficiente para seguir afrontando el futuro con ilusión y optimismo pese a las múltiples piedras que hay que sortear en el camino. Un proyecto ganadero que comenzó 1973 tras la compra realizada don Juan Luis y don Nicolás Fraile Martín.

Por todo ello queríamos hablar con su propietario, conocer si ya hay una solución sobre la mesa, y de haberla si va a dejar que 2023 se dé con total normalidad: «Este año ha sido tremendamente complicado para nosotros, el problema sanitario nos ha dado más de un quebradero de cabeza», nos comentaba Juan Luis Fraile antes de profundizar sobre este tema.

«Perdimos la carta verde de tuberculosis a medio año y no pudimos lidiar en Francia, en Orthez. Para Madrid también teníamos toros para un desafío, pero debido a este problema únicamente pudimos comparecer con un toro. No nos la pudimos jugar e ir con esos toros a Madrid, ya que al no tener la carta verde se nos obligaba a llevar al toro vivo al matadero, no pudiendo darle muerte en los corrales, algo que iba a alargar en cierto modo la agonía de un animal que ya había sido picado. Nos sentamos con la empresa y vimos que lo mejor era llevar un toro y esperar a 2023 para volver».

«Hemos tenido algunos saneamientos casi limpios, algo que nos abre el panorama de cara al año venidero»

Vacas
Vacas de Juan Luis Fraile. © Pablo Ramos

Una travesía por el desierto que tiene visos de acabar positivamente. Entre la pandemia y ahora esto, el túnel se hizo más largo de la cuenta: «Este año ya lo de la carta verde lo tengo casi arreglado. Hemos tenido algunos saneamientos casi limpios, algo que nos abre el panorama de cara al año venidero, ese en el que si Dios quiere estaremos presente en esos cosos donde afortunadamente nos esperan».

La carta verde en una explotación es esencial para poder lidiar sin problemas en España, Francia y Portugal. De no tenerla, todo se complica. En muchos casos las Administraciones viven de espalda al campo y se enrocan en una postura que muchas veces los ganaderos no comprenden. El toro bravo no es como el manso u otras ganaderías, estos animales deben tener un trato especial: «Nos tienen acribillados, no comprenden la singularidad del bravo. Ahora ha salido el tema de la lengua azul, y andamos vacunando. Nos quedan varios saneamientos, pero lo tenemos casi al alcance de la mano y para el año que viene tendremos solucionado el tema de la carta verde de tuberculosis».