Olivenza 2023 Mega 1140x110

María Domecq, una ganadera de armas tomar: «Algunas mujeres llevamos tiempo haciendo cosas que se suponían de hombres»

Valdemorillo 2023 Movil 320x100
CAMPO BRAVO

María Domecq, una ganadera de armas tomar: «Algunas mujeres llevamos tiempo haciendo cosas que se suponían de hombres»


jueves 1 diciembre, 2022

María Domecq, ganadera del hierro gaditano de Lagunajanda, es una mujer curtida en mil batallas que sigue al frente de su vacada a pesar de las circunstancias. Hace unos días compartió una jornada de campo con Cultoro.

Maria Domecq Toros Lagunajanda
María Domecq, ganadera de Lagunajanda. © Juan Andrés Viedma

No se dejen engañar por su edad. Doña. María Domecq Sainz de Rozas: Presidenta de la recién formada Asociación «Mujer y Tauromaquia», cazadora, abuela, madre y ganadera del hierro gaditano de Lagunajanda, abre las puertas de la finca Jandilla a Cultoro. En la siguiente entrevista analiza cómo ve la Fiesta, el encaste Domecq y el futuro del toreo.

María Domecq: «Ahora el cambio social y la evolución no distingue entre sexos sino entre capacidades

PREGUNTA- Parece que el otoño está haciendo acto de presencia. ¿Han caído muchos litros por Jandilla?

RESPUESTA- Pues no, hasta noviembre sobre 50 litros solamente, aunque están cayendo muy bien.

¿Cómo está afectando la llegada tardía del otoño? ¿Cómo le afecta a la ganadería?

Mal. Lo retrasa todo y esto hace que tengamos que echar más de comer con lo que esto supone de incremento de costes. Por otro lado se han secado hasta las adelfas, cosa que no había visto jamás.

Dolores Aguirre, Lola Domecq (El Torero), Mercedes Picón (Prieto de la Cal), María Domecq (Lagunajanda), Pilar Prado (Torrealta), Clotilde Calvo (Buenavista) y que me perdonen las que no he nombrado. Ganaderas jóvenes y veteranas. El campo dejó de ser un territorio exclusivo del hombre hace muchos años. ¿Cómo ha evolucionado en los últimos 40 años?

Algunas mujeres llevamos tiempo haciendo cosas que se suponían de hombres. Yo desde muy joven montaba a caballo y pegaba tiros en Jandilla. Acompañaba mucho a mi padre que nunca hizo diferencias entre varones y hembras, sino que le gustaba que nos echáramos para adelante. Ahora el cambio social y la evolución no distingue entre sexos sino entre capacidades.

¿Cómo ha visto la evolución de la mujer dentro del mundo del toro en los últimos 40 años?

A la mujer se le ha hecho muy poco caso en el mundo del toro. Había 1 o 2 ganaderas. Ahora ya ha aumentado. La verdad es que cuando vives desde pequeña en una ganadería brava, y tu padre te va enseñando muchas cosas, piensas que esto no se puede perder. Te haces cargo que tienes que hacerlo. Viene de tus mayores y mi abuelo, imagino que compraría la ganadería para que la continuara toda la familia. Hay parte de mi familia que se ha ido del toro, pero nosotros seguimos aquí, aguantando lo que haya que aguantar…o lo que nos dejen. Es duro, es muy duro. Y caro. Pero bueno, en vez de tomarte unas vacaciones o irte de viaje, pues aguantas en la finca para salvar la ganadería.

Asociación Mujer y Tauromaquia. Presidenta. Cuéntenos más sobre este proyecto.

Se puso en contacto conmigo Pilar Pallarés para explicarme el proyecto e invitarme a una reunión. Me pareció estupendo el proyecto, porque las mujeres tienen mucho que decir en los toros, tanto ganaderas, como aficionadas y periodistas. Es una asociación sin ánimo de lucro donde se abona una cuota de ingreso y mensualidades; esas cuotas se van a dedicar actos culturales relacionados con los toros: conferencias, exposiciones de pintura, premios a la mejor faena de España en la temporada… también para hacer festivales benéficos. Estamos teniendo mucho éxito, la pasada semana teníamos más de 50 socias. Lo que pretendemos es, en el caso de tener algún beneficio, donarlo a ANDEX (Asociación de padres con niños con cáncer).

Me propusieron ser presidenta por ser la mayor de las que estábamos allí. Acepté hasta que estuviera organizado y presentado. Una vez echado para delante, se convocará una junta y aquella que quiera se presentará a votación y podrá ser elegida.

Estamos teniendo muy buena aceptación con esta iniciativa. Además, se está moviendo a nivel global. Hablamos con la periodista taurina peruana Magali Zapata para que se adhiera y la fomente allí. Estamos buscando personas de contacto en los distintos estamentos de la tauromaquia. Queremos tener una persona de contacto en las rejoneadoras, en el periodismo, en los toreros, en las aficionadas… En cualquier lugar donde haya una mujer en la fiesta queremos tener presencia y que nos puedan aportar para poder desarrollar todos los proyectos que la Asociación Mujer y Tauromaquia tiene planteados. Hay mucha gente que nos está llamando y ojalá tras este reportaje se adhieran muchas más. Animo a todas las interesadas a contactarnos.

«Morante ha hecho una cosa fantástica: torear todos los encastes»

Lagunajanda 1
Toro de Lagunajanda. © Juan Andrés Viedma

¿Cómo ve la Fiesta hoy en día?

La Fiesta la veo muy cerrada. Muy, muy cerrada. Gracias a Dios, Morante ha hecho una cosa fantástica: torear todos los encastes. Es un hecho que pasará a la historia ya que vamos a las ferias importantes y los carteles casi siempre son los mismos. Las mismas ganaderías con los mismos toreros. Personalmente me gusta, pero abrir más enriquecería la Fiesta. De la manera actual, hay toreros que podían ser buenos y que pasarán de largo.

Es curioso que una señora de 80 años diga la fiesta se tiene que modernizar.

Si, así es. Eso es lo que pretendemos también desde la asociación Mujer y Tauromaquia, a ver si somos capaces.

¿Qué siente al pensar que su abuelo fue el creador de uno de los mayores   encastes, sino el mayor encaste, de la cabaña brava en España?

Orgullo y responsabilidad. Es algo que nos ha marcado a todos los descendientes y aún siguen quedando seis ganaderías en manos de descendientes directos de la familia Domecq Díez además de Lagunajanda, Juan Pedro, Jandilla, Torrestrella, El Torero y Salvador Domecq). ¿No sería bonito una corrida concurso entre las seis ganaderías de la familia para conmemorar ese hito de la creación del encaste?

El toro de Lagunajanda

Lagunajanda 2
Otro astado de Lagunajanda. © Juan Andrés Viedma

¿Cómo son los toros de Lagunajanda?

Morfológicamente no quiero salirme de ese toro que concibieron mi abuelo Juan Pedro Domecq Nuñez de Villavicencio y mi padre Salvador Domecq. No era un toro grande, pero posibilitaba grandes triunfos por su nobleza, vivacidad y calidad de embestidas. Aunque el mercado exige un toro de más volumen y en cierta medida hay que tratar de tenerlo también…sobre todo si se quiere acceder a lidiar alguna corrida en plazas grandes.

¿Cómo es el toro de Lagunajanda en el campo? ¿Suelen tener muchas bajas?

Es un toro noble, pero además aquí procuramos que el manejo sea sereno y despacio, para no alterarlos y que se peguen. Pero son toros, y esto hace que cuando se les “ajuma el pescao” se peguen…y claro, siempre hay bajas, aunque con las fundas se han reducido mucho.

Todas las ganaderías tienen altibajos, ¿en qué punto se encuentra ahora mismo Lagunajanda?

Nunca estoy contenta porque siempre quiero que salgan mayor proporción de toros como los que busco. Pero tengo que decirle que mis toros no dan bocados, aunque haya una leyenda por ahí que asegure lo contrario. Por supuesto que aprietan. Es lo que me gusta, que sean prontos, fijos, con movilidad…pero siempre con rectitud y yendo abajo. Luego, con el transcurso de la lidia posibilitan buenas faenas.

En las tientas de Lagunajanda están sus hijos, su marido y por supuesto, usted.

¿Cómo se toma la decisión de aprobar a una vaca? ¿Alguna vez coinciden todos?

La decisión la tomo yo, y la nota que se pone es la mía. Todos intentan “llevarme al huerto”, yo los escucho y contrasto las opiniones. Aunque entre ellos no coincidan en el tipo de toro que les gusta, yo me beneficio de la visión que cada miembro de la familia tiene. En este sentido decirte que en esta casa mis hijas, Macarena y María, cuentan tanto como mis hijos y todos aportan en la medida que les dejan sus profesiones.

¿Qué no le perdona a una vaca durante una tienta?

Para mi una vaca es de 10-10 (bravura y toreabilidad) cuando sale del chiquero. A partir de ahí le voy bajando puntuación por los defectos que vaya manifestando. Tiene que apretar pero con nobleza; que no vaya por derecho, se acueste, recorte, se quede abajo…son actitudes que no son admisibles. Por supuesto antes ha tenido que ser demostrar en el caballo que quiere quedarse para madre.

¿Hay alguna vaca que no iba a ser aprobada y luego ha dado un buen producto?

Al no aprobarse no va a lote, “no conocerá varón”.

«Prefiero dejar la ganadería antes que criar el toro que no me guste»

Astado Lagunajanda 1
Astado de Lagunajanda. © Juan Andrés Viedma

Dicen que los encastes de clase, están desembocando en la sosería. ¿Qué haría    si su casa llegase a la sosería?

En mi casa no sucederá. Prefiero dejar la ganadería antes que criar el toro que no me guste.

Se ha hablado mucho, en especial durante pasadas temporadas, del monopolio del encaste Domecq, en todas las ferias de renombre. Parece que este año pasado no se le ha dado tanto bombo este aspecto. ¿Cree que hay tendencia al “monoencaste”? ¿A qué cree que es debido?

Si el encaste Domecq es mayoritario será por algo. Cada cual tiene su concepto de toro y es verdad que el concepto Domecq es el que ha más ha calado entre aficionados y profesionales. De todas maneras los comportamientos de las distintas líneas dentro del encaste son muy diferentes.

Al buen aficionado le tienen que caber muchos tipos de toros en la cabeza y es fundamental que se mantenga esta diversidad. Este año hemos visto como el Genio de La Puebla los ha lidiado todos, y cada uno requería una lidia distinta. Todo esto es riqueza.

Hace unos meses tuve la inmensa fortuna de coincidir con José Miguel Arroyo, Joselito, durante la feria de Algeciras. Le pregunté si se pasaba peor de ganadero o de torero. Automáticamente contestó: “De ganadero, muchísimo peor”. ¿Qué piensa cuando un toro no sale como le gustaría?

Que esto es muy difícil y hay que tener mucho aguante y paciencia para conseguir mantenerse. Más todavía si se tiene por afición y te cuesta dinero.

Se dice que todo español lleva un entrenador de fútbol dentro. Aplicado a los toros, ¿se enfada cuando ve que a sus toros no se le hacen las cosas como cree  que se las tienen que hacer y se está escapando un gran toro?

Pasapalabra.

¿Qué balance haría de este 2022 que empieza a despedirse en Lagunajanda?

Estoy razonablemente contenta pero siempre quiero mejorar. Artísticamente he podido ver faenas muy buenas a mis toros; económicamente se ha ajustado a mis previsiones; y me siento especialmente orgullosa del comportamiento de los toros que se han corrido en Festejos Populares, ese reducto de la tauromaquia que tantas personas acerca al mundo del toro.

Siendo la temporada de Morante, de las 100 corridas, de la expectación levantada por su halo, ¿qué comentaron cuando le comunicaron que una sería de Lagunajanda?

Nos llenó de alegría. El maestro es amigo de la casa y todos admiramos que haya dado ese paso adelante para abrir a más encastes y ganaderías que las que copan todas las ferias.

Tenga usted en cuenta que, para ser una figura de época, es obligatorio torear todo  y demostrar que se es capaz de lidiar con todo tipo de toros. Es un genio que a la técnica, le suma la imperfecta espontaneidad que solo tienen los que llevan el toreo muy dentro, de forma innata. Eso es el duende.

Si pudiera elegir una plaza, y el cartel para una corrida de su casa, ¿Cuál sería?

La plaza de tientas de Jandilla con mis nietos “El Lejotierra”, “El Marquesito”, “Mijitilla de Osuna”, “Bragao de Xerez” y “El Pajarito”. Nada mejor que hacer de esto un elemento de unión familiar.

130 vacas en casa de Lagunajanda

Vaca Lagunajanda
Vaca y becerros de Lagunajanda. © Juan Andrés Viedma

Actualmente, ¿cuántas cabezas de bravo tienen en Lagunajanda?

Unas 130 vacas y 12 sementales. En total, machos y hembras de todos los guarismos hay unas 450 cabezas (sin contar la parición nueva). Tenemos para completar una corrida grande, 3 o 4 más en bonito, una novillada con picadores y otra sin picadores.

Se han unido varios factores. A que había mucho ganado acumulado en ganaderías comerciales a los que tenían que dar salida, se ha unido que nos es complicado conformar una corrida apta para Madrid dado el tamaño de ganadería que tenemos. Esperemos poder volver cuando los inventarios de esas ganaderías profesionales se adecúen, y podamos reunir suficientes toros morfológicamente aptos para la plaza más importante del mundo.

Hace unos días, su hijo Antón en su cuenta de Instagram (@lagunajandaganaderia), deslizaba la posibilidad de iniciar pronto la temporada 2023. ¿Podría confirmar si es así?

Ha habido años que no hemos podido lidiar a principios de temporada por no tener los toros preparados. Este año intentamos que no sea así y tenemos alguna corrida preparada por lo que pueda pasar.

¿Hay empresarios que han venido a ver sus toros para iniciar la temporada?

Sí, ya han venido varios a ver qué había, sin concretar plazas ni fechas.

Redimensionado la ganadería reduciéndola y quedándonos con lo mejor. Hemos sacado algunos sementales y hemos visto en la plaza de tientas la camada completa del año de la pandemia. Lógicamente esto ha tenido un coste grande, pero nos cogió con un tamaño que nos ha permitido pasar el tirón sin excesivos problemas.

Hace unos días, su colega ganadero Adolfo Martín, en el programa de David Casas “Espacio Toro”, dijo que donde no se siente valorado económicamente, no va. Añadió que las personas que van a su casa, van con propuestas justas. ¿Las negociaciones ahora son más duras, más complicadas, que antes de la pandemia? ¿Aprieta más el empresario con el precio?

Nosotros tenemos la política de que toro embarcado, toro pagado. Por lo demás, en las negociaciones tenemos muy presente cuanto nos cuesta criar un toro y hasta donde estamos dispuestos a ceder. Cuando no nos compense nos quitaremos y nos limitaremos a que el coste de nuestra afición se limite a los precios de las entradas.

En las navidades del 2020 tuve la suerte de poder entrevistar a su hijo Antón, y hubo un dato que me marcó. En dicha ocasión me comentaba que un cinqueño le salía por 3€ al día. ¿Sabría decirme por cuánto sale ahora mantener un cinqueño? ¿Cómo afecta el alza de los precios a su casa?

En dos años ha subido todo. Si un kilo de pienso de remate vale hoy 0,52 aproximadamente, y se comen de media 7 kilos, solo la alimentación se va a 3,64 (sin contar la paja) Añádale la parte proporcional de sanidad, manejo, mantenimiento de instalaciones…

El coste de poner un cinqueño en el mercado no baja en ningún caso de 5500 euros.

¿Se sienten los ganaderos maltratados por la administración?

Desde luego. Ten en cuenta que hemos hablado de 40 años atrás: los ayuntamientos daban dinero para celebrar espectáculos taurinos. Eso se ha ido al traste ya. Como hay muchos detractores, en el momento en que entra uno que es antitaurino, el apoyo a la fiesta se acabó. No se le ayuda a la fiesta a nada. Y después hay que hacer un esfuerzo muy grande. Los propios empresarios de los pueblos les cuesta un esfuerzo titánico organizar una corrida.

Pero, sin embargo, los toros son el segundo espectáculo de masas en España por detrás del fútbol. Son el primer espectáculo recaudador de IVA, muy por delante del teatro, cine o conciertos. ¿No será que los propios taurinos estamos comprando el discurso antitaurino?

El IVA que has comentado, es una barbaridad. Debería ser el mínimo tanto para ganaderos como para espectáculos taurinos. Que se den cuenta que criar un toro no es tan fácil. Desde añojo, eral, utrero y que llegue a la plaza, son cuatro años como mínimo. Cuatro años de sanidad, de pienso, de desgracias de alguno porque hay peleas. Y cuando llegas a lidiarlo a la plaza, te pagan la mitad de lo que te ha costado, o un poco más.

Entonces, es difícil ser ganadero.

Es difícil. Es muy difícil. Te llevas muchos disgustos, pero también te llevas muchas alegrías.

Francia…

A mi Francia me encanta. Hay muchísima afición. La gente que va a los toros entiende muchísimo. En España va mucha gente a los toros en las ferias. En las ferias se llenan las plazas porque hay que ir a los toros. En Francia no, en Francia hacen grandes viajes para ver un torero, una ganadería. Hay una afición desmesurada.

¿Lo ve con envidia?

Si, lo veo con envidia. Y el respeto en la plaza, también. España es más alegre, pero en Francia hay más seriedad en la fiesta.

Siguiendo con la fiesta, ¿qué importancia se le da en Lagunajanda que el toro vaya  al caballo?

Para mí es primordial. He oído decir a muchos ganaderos decir que el caballo les da igual. En mi casa, cuando tentamos, me fijo mucho en el caballo. De hecho, la llevamos muchas veces al caballo, porque se ve el comportamiento que va a tener el animal. Es fundamental.

Si el toro va al caballo y la cabeza la pone en el cielo, ya sabes que no va a servir. Pero cuando el toro se mete abajo y empuja, mete los riñones, ves un espectáculo. Además, es una suerte preciosa. Si ves un toro que ha empujado bien para el caballo, aunque luego tenga sus “defectillos”, se los perdonas.

En Francia recuerdo que lidiamos una corrida en Beaucaire. Salió un toro que fue muy bien al caballo, le dieron un pullazo y el público pidió que le dieran otro pullazo.

Terminó cobrando 4 varas y me preguntaron si quería que le perdonaran la vida. Tonta de mi pensé: “qué lío ahora para llevárselo a España otra vez”, y le dije que no. Y ahora estoy arrepentida.

Recuerdo, cuando lidiaba “Guardiola” en Sevilla la última corrida de feria. Íbamos a ver como iban los toros al caballo desde la mitad de la plaza. Le doy la importancia que debe de tener.

María Domecq: «Me gustan las faenas más cortitas y buenas»

Lagunajanda 3
Toros de Lagunajanda. © Juan Andrés Viedma

Las faenas, ¿de 70, 80 muletazos, o 20-25?

Me gustan las faenas más cortitas y buenas. El toro no es una máquina. 70 u 80 pases los termina acusando. O es una maravilla de toro o los termina acusando. Cuando un toro no vale para darle 30 muletazos, y el público protesta al torero porque no se los da, pienso que no hay que pitarle. Está viendo que no puede hacer nada con el toro,

¿para qué va a aburrir? Que lo maté. Además, lo está lidiando como antiguamente. Morante de la Puebla es muy honrado en eso. Hay veces que ve como no puede hacer nada con el toro, se dobla por bajo, lo lidia y termina pasaportándolo. Pero lo ha lidiado.

Además, hay ocasiones en que son tan largas las faenas que el toro termina rajándose, se va a las tablas, porque no son máquinas. Es más, de esos 70 pases, 20 son buenos y 50 suelen ser de trámite.

Entonces piensa que ha habido toreros que han perdido grandes triunfos por alargar la faena tanto.

Muchas veces estoy en el tendido y pienso: “¡Mátalo ya! Si ya tienes cortadas las orejas, ¡mátalo ya! Por seguir dándole pases y más pases, muchas veces se raja y se pierde el triunfo.

También hay ocasiones -con los toreros que torean poco- que cuando les sale un toro bueno se tienen que reivindicar.Lógico.

Antes comentaba el toro de Beaucaire. Qué otro toro se arrepentió de no haber traído a Lagunajanda.

No me he arrepentido; fue que no le concedieron la vida. Fue en Alcañiz. Un toro lidiado por “El Cid”. Puede ser el mejor de mis toros que he visto, “50 Murmurador”. Estuve toda la lidia rezando para que le perdonaran la vida. Me cogió muy lejos el presidente, porque el público le pidió la vida, pero el presidente no se la dio. Fue un toro que estuvo de sobrero en Bilbao, en una corrida muy grande. Era un toro colorado chorreado. De esa corrida salí muy enfadada porque no le concedieron la vida. Fue un toro extraordinario. “El Cid” estuvo fenomenal, toreo por la izquierda… le hizo un faenón.

El cartel que elegiría María Domecq

Lagunajanda Anton 1
María Domecq y su hijo Antón. © Juan Andrés Viedma

Y un cartel, con toreros de todas las épocas, y en una hipotética plaza.

Paco Ojeda, Paco Camino y Diego Puerta. “Litri” padre, aunque como sigamos así vamos a montar un festival.

Antonio Ordóñez vivía con nosotros muchas épocas. Me gustaba mucho cuando se ponía de frente al toro. Otro de los toreros que me gustaban mucho era Aparicio padre. Pero como eran los toros entonces.

Y como eran.

Pues eran casi utreros lo que se toreaba. Sé que hubo corridas de toros en los que hubo utreros.

Hablando con su hijo Antón, me comentaba que tenía una visión de tener una vacada más corta. ¿Usted cómo lo ve?

No tengo más remedio que reducirla. Pero hay que tener mucho cuidado con la consanguineidad. Además, es estupendo tener 4 ó 5 corridas: conservas tu afición en los tentaderos, que me gustan casi más que las corridas, vas matando el gusanillo con eso. Pero realmente me gustaría tener unas 250 vacas para poder mezclar más y hacer más pruebas.

Pero ustedes siendo encaste Domecq, no tienen tanto problema para refrescar.

No, no tenemos tanto problema porque mi hermano tiene (Salvador Domecq); mi hermana (Lola Domecq, “El Torero”); mi sobrino Juan Pedro (Juan Pedro Domecq); y mi sobrino Borja (Jandilla). Siempre se puede echar mano de alguno de ellos. Procuramos de cada línea conservar, aunque haya una línea muy buena, no perder las otras.

Tenemos 6 líneas y procuramos conservar las 6. Y si se nos muere un semental de esa línea, intentar sacar otro a la mayor brevedad para no perder la línea. Tampoco abusamos de las líneas buenas, debemos de tener la variedad porque cada línea tiene su tipo de embestida. Además, te puedes llevar la sorpresa que una línea que se daba por peor, luego te da algunos toros estupendos.

Un toro que pensaba que iba a ser un desastre, que no iba a dar el buen resultado que dio al final.

Eso nos pasó con el toro número 1, de nombre “Pregonero”, en la feria del Corpus de Granada en el 2003. Hay toros con los que te llevas una sorpresa. En este caso por el volumen que tenía, que eestaba fuera de tipo. Le cortó Antón Cortés las dos orejas y ganó el premio al mejor toro.

Echa de menos lidiar en Madrid.

No echo de menos el mal rato que se pasa, aunque te da prestigio. Es un mal rato que todo ganadero que se precie tiene que pasar. Donde no he lidiado nunca es en Sevilla, y me daría miedo. Tendría que estar muy segura de que va a salir buena. Mucha responsabilidad, conoces a mucha gente, hay mucha expectación. Aunque nunca se está seguro, mientras que no salen a la plaza no sabes lo que van a dar.

Ronda de preguntas cortas

Toros Lagunajanda
Otro toro de Lagunajanda. © Juan Andrés Viedma
  • Madrid o Sevilla para lidiar. En Madrid he lidiado varias veces; en Sevilla todavía no.
  • Un torero de época. Morante de la Puebla
  • Un torero actual. Roca Rey
  • Si su ganadería no fuera de Domecq, ¿qué encaste le gustaría criar? ¿Por qué? No sería ganadera.
  • Una característica fundamental de sus toros. La nobleza
  • Un toro de Lagunajanda. “50-Murmurador”, lidiado por El Cid en Alcañiz el 09/09/2018. Se le pidió el indulto, pero no se lo concedieron. Le dieron la vuelta al ruedo pero me lo hubiera traído de vuelta.
  • Un toro de otra ganadería. “Cobradiezmos”
  • Si no fuese ganadera, sería… soy madre, ganadera, cazadora y española, para qué más.
  • Con quién no iría a los toros nunca: Prefiero ir con aficionados que vayan realmente a ver los toros, sin otro tipo de consideraciones.
  • A quién invitaría a ir…invito a mi familia para fomentarles la afición.
Illescas 320x100
Valdemorillo 2023 Movil 320x100