Roca Rey conquista a Insurgentes

PLAZA MÉXICO

Roca Rey conquista a Insurgentes


lunes 7 febrero, 2022

Le cortó las orejas al tercero de la tarde para salir en hombros. Joselito Adame logró cortar una oreja y el confirmante Héctor Gutiérrez no tuvo suerte.

Roca Rey (12)

Adiel Armando Bolio

Más de media entrada en el sector numerado y menos de media en el general registró la Monumental Plaza México para la tercera corrida del serial por su LXXV y LXXVI aniversario en tarde friolenta, con amenaza de lluvia, resultando triunfador el diestro peruano Andrés Roca Rey al cortarle las orejas a su primer astado y por ello salir en hombros por la Puerta Grande de “El Encierro”, en tanto que sus alternantes Joselito Adame lograra obtener un apéndice y el confirmante Héctor Gutiérrez anduvo sin suerte en su lote. 

Luego del paseíllo, el picador de toros Cesar Morales dijo adiós a la profesión dando una emotiva vuelta al ruedo.  Se lidiaron seis toros de la dehesa de La Estancia, siendo buenos los tres primeros y los demás complicados. 

En el toro que abrió plaza, el de la confirmación de alternativa, llamado «Encino», número 21 y con 534 kilos, el aquicalidense Héctor Gutiérrez inició con una larga cambiada de rodillas y de pie veroniqueó con prestancia para luego quitar por ajustadas saltilleras. Con la muleta, previa ceremonia de cesión de trastos por su padrino Joselito Adame, ante la presencia del limeño Andrés Roca Rey, Héctor comenzó con templados derechazos, pero el toro se apreciaba apurado de facultades, aunque si evidenció nobleza y clase. El viento molesto no le impidió seguir por el mismo lado intercalando detalles toreros y ejecutando todo valor y serenidad. Pisó terrenos comprometidos e hizo el toreo en redondo. Por naturales le corrió la mano con suavidad. Más toreo diestro a la mínima distancia para cerrar con joselillinas ceñidas. Falló al matar para ser aplaudido en el tercio tras un aviso. 

Y en el astado que cerró la función, Gutiérrez se vio voluntarioso con el capote, sobresaliendo en un quite por chicuelinas con el compás abierto. Su labor de muleta la abrió de rodillas en los medios con pases templados de derecha. Ya de pie, trazó acompasados y aguantadores derechazos en dos series. Por el izquierdo le aguantó igual, pero siguió con la diestra imponiéndose al tardo y soso animal. Le pisó los terrenos y logró pases meritorios en palmo de terreno. Finalizó con manoletinas. Falló al matar para escuchar palmas tras dos avisos. 

El también acalitense Joselito Adame en su primero poco pudo hacer con el capote de entrada y quitó empeñosamente por cáleserinas. Con la franela empezó con pases por alto en los medios para seguir por ambos lados haciendo el toreo largo y templado. Siguió por el izquierdo con algunas intermitencias, por lo que continuó por derechazos tirando y con buen mando e intercalando el pase en redondo. Volvió a probar por naturales con valor y disposición. Acortó distancias y despatarrado una estupenda serie diestra. Cerro con una tanda de luquesinas y falló al matar, siendo aplaudido tras un aviso. 

A su segundo, «Coquetón», Joselito lo lanceó a pies juntos con esmero, superándose en un quite por zapopinas. Cubrió el segundo tercio entre el beneplácito general y con la muleta prologó con pases por alto sentado en el estribo y luego de rodillas una faena empeñosa a un deslucido astado. Tanto con una mano como con la otra intentó más que dispuesto el lucimiento, sobre todo con la derecha, obligando y templando metido entre los pitones. Manoletinas valerosas para cerrar y terminar de estocada algo trasera para recibir una oreja. 

El peruano Andrés Roca Rey lanceó a su primero, «Amanecer», con suavidad a pies juntos y mejor estuvo en un variado quite por chicuelinas y tafalleras. Con la sarga inició con ayudados por alto sin enmendar el terreno para seguir por derechazos aguantando las rebrincadas embestidas del «socio». Lo atemperó mejor en una segunda serie, continuando en ese tenor de calidad en cada trazo. Un natural extraordinario fue preámbulo para engarzar una gran tanda con remates llenos clase y torería. Más toreo derechista de impecable exposición a pesar de que el toro tendía a irse a las tablas. Toreo por alto para abrochar y acabar de estocada certera, siendo premiado con las orejas. 

Roca Rey en su segundo se mostró empeñoso con el capote. Con la tela escarlata inició vaciando por alto y luego darse a torear por derechazos en dos series a pesar de embestidas descompuestas. Por naturales le echó voluntad. Volvió a la mano diestra para torear con evidente esmero. No acertó al matar y se le aplaudió el esfuerzo. 

Al final, el sudamericano Andrés Roca Rey fue sacado en hombros por la Puerta Grande de «El Encierro». 

FICHA DEL FESTEJO

Ciudad de México, CDMX. Tercera corrida del LXXV y LXXVI aniversario de la Monumental Plaza México. Monumental México. Más de media entrada en el sector numerado y menos de media en el general.

Seis toros de La Estancia.

Joselito Adame: palmas tras un aviso y una oreja.

Andrés Roca Rey: dos orejas y palmas, con salida en hombros.

Héctor Gutiérrez, en el toro de la confirmación llamado «Encino», número 21 y con 534 kilos: al tercio tras un aviso y palmas tras dos avisos.