Así son los espectaculares ‘samueles’ de El Pizarral para 2022 (y que aún no están vendidos)

Burgos 2022 Movil 320x100
Villaseca Plata 2022 Movil 320x100
CAMPO BRAVO

Así son los espectaculares ‘samueles’ de El Pizarral para 2022 (y que aún no están vendidos)


martes 29 marzo, 2022

Hoy conocemos la curiosa historia de la ganadería de El Pizarral y sus toros, así como la de su mayoral Pío García, que también fue responsable de campo de Samuel Flores a finales de los años 60.

Samueles Toros Pizarral
Toro de El Pizarral para esta temporada. © Pablo Ramos
Soria 2022 Movil 320x100
Zamora 2022 Movil 320x100

La ganadería albaceteña de El Pizarral mantiene la esencia de los toros de Samuel Flores con sangres nuevas como las de Tassara o José Luis Osborne, encastes que ha añadido en las últimas décadas al de Gamero Cívico que Jaime Fernández Graciani ostenta con orgullo en esta finca, ubicada en las cercanías del municipio de Bienservida. Su padre tuvo a Pío Gracía, el que fuera mayoral de Samuel Flores a finales de los años 60, como amigo y socio, y junto a él hizo crecer un hierro que este año tiene previsto lidiar 24 toros. Con él nos hemos citado en el campo bravo para conocer su camada tras el objetivo de Pablo Ramos y sus proyectos para esta campaña.

90 vacas de vientre en una ganadería con procedencia Samuel Flores

Piza
Una imagen de trabajo en el campo. © Pablo Ramos

PREGUNTA- Muy buenas tardes Jaime, en primer lugar, ¿cuál es la historia ganadera de vuestra casa y la relación que tiene con la ganadería de Samuel Flores?

Mi padre es un gran aficionado al toro, viene de una familia muy humilde, pero por circunstancias de la vida se topó con el que había sido mayoral de la ganadería de Samuel Flores a finales de los años 60, que era Pío García. Se hacen muy amigos y socios con un hato de vacas llamados “El Piojar”, y comienzan a vender astados para los pueblos. En aquellos años compran unas vacas de Tassara y de José Luis Osborne. Finalmente Pío se queda trabajando con mi padre de empleado hasta que él se jubila y se marcha. Finalmente sigue mi padre en la andadura porque ya estaba todo encarrilado. Eso era en el año 1974, y entonces teníamos un hierro de la Asociación.

Tras quedarse su padre en solitario al mando de la vacada, entiendo que se apoya en usted para seguir con el proyecto ganadero.

Mi padre, viendo que era mayor y estaba yo y le apoyaba, se metió y compramos El Pizarral, un hierro hecho con vacas de Samuel Flores que era propiedad de la empresa de la plaza de toros de Madrid, por lo que da la casualidad de que quien hace El Pizarral es Pío cuando aún estaba con Samuel. Ahora el proyecto ganadero está asentado con unas 90 vacas de vientre.

Jaime Fernández Graciani: «Tenemos unos 24 toros para lidiar esta temporada»

Pizarral 1
Otro toro de El Pizarral para este año. © Pablo Ramos

Jaime, ¿qué tenéis para lidiar este año?

Tenemos más toros de los que deberíamos, por cómo está esto. La camada del 8 no la tocaré, sino la camada del 7 y la del 6, y entre éstas habrá unos 24 toros, que en circunstancias normales es lo que tengo de una camada normal. Es lo que estoy preparando tres o cuatro toros juntos. Todavía no hay destino para dichos animales, estoy a ver si los saco. La camada del 8 la lidiaré de cinqueña el año que viene. Habrá que ir disolviendo esto como podamos.

Ya por último, ¿cómo ve el futuro de la tauromaquia?

No veo el futuro mal, yo vislumbro un futuro donde el festejo popular está creciendo de una forma sostenible. Uno el otro día me dijo que los toreros puede que fuesen a menos, pero los toros no. El espectáculo mayor, puede que como no se ponga las pilas, y como no se haga sostenible y no sea un espectáculo aburrido lo va a pasar mal, pero el espectáculo popular no. En las calles también se vive la tauromaquia, de otra forma pero se vive, aunque nadie se preocupe de ello.

FOTOGALERÍA: PABLO RAMOS