José Tomás, su estatus y su modelo de carrera y competencias: ¿Cuándo fue la última vez que se ‘midió’ a otra figura?

320x100 Huelva Cultoro
Fuengirola 2022 Movil 320x100
AL SUR DEL CIELO

José Tomás, su estatus y su modelo de carrera y competencias: ¿Cuándo fue la última vez que se ‘midió’ a otra figura?


lunes 13 junio, 2022

Atrás quedó aquella tarde del Puerto que merece el desquite, sacarse la espinita de un día que con total seguridad ronde por la cabeza de un Zúñiga que seguramente esté buscando la formula para darle encaje a un cartel que desataría las pasiones hasta del más reconocido de los antitaurinos.

Jose Tomas
Paseíllo de José Tomás este domingo en Jaén. © Emilio Méndez
320x100 Huelva Cultoro
Tyrosse 2022 Movil 320x100

«Que hablen bien o mal; lo importante es que hablen de mí» es la frase que acuñó Salvador Dalí y que se fue adoptando en distintos ámbitos, incluyendo el marketing y la comunicación política, algo que también se da en una tauromaquia en un claro ejemplo en el que los polos opuesto se atraen. Joselito o Belmonte, Manolete o Pepe Luis, Ordóñez o El Cordobés, Romero o Paula y desde hace tiempo José Tomás o Morante. Aquí a parte de una crítica que debe ser objetiva entra el «forofismo» de unos aficionados que defienden a capa y espada a sus toreros

728x90 Huelva Cultoro

Si generas visibilidad y discusión (a favor y en contra) se puede trabajar sobre lo disruptivo y sobre un debate, y esto te permite posicionamiento, identificando que sectores nunca van a apoyarte y cuáles te van a conocer escuchando también tu relato y postura ante los hechos que generan discusión social. Finalmente, si uno no tiene el control sobre su comunicación, el seguimiento constante, el análisis y la lectura de la interacción, lo que hablen mal, generará una visibilidad, pero ningún respaldo. No siempre van a hablar bien de nosotros, pero no puede ser una premisa el que hablen como sea ya que los resultados serán catastróficos.

Ayer ardieron las redes sociales. Chocaban dos estilos, dos formas de gestionar una carrera que en ambos casos ya supera los 25 años. José Tomás y su planteamiento de una temporada breve pero intensa, medida en todos los sentidos y en la que la imagen juega un papel más que importante. Por su parte Morante de la Puebla apuesta por una temporada más extensa en la que busca llegar a ese centenar de festejos en 2022. El sevillano, al contrario que el madrileño, apuesta por la televisión por estar en todas las plazas importantes y no anda escondidos entre las sombras que da el estar apartado del foco.

Esto sin duda crea un choque entre los partidarios de ambos, y todavía no se habló de lo realizado en el ruedo. Dos toreros que pese a las diferencias que los separan se compenetran a la perfección. Los dos son toreros con argumentos sobradamente contrastados para estar presentes en la enciclopedia del toreo. Ayer toreaban ambos pero a más de 200 kilómetros de distancia, uno en Jaén en solitario ante cuatro toros y el otro en un cartel mixto. Una temporada en la que parece ser que no se verán las caras, y el empresario que lo logre acabará con el cuadro.

Unos exigían al madrileño que apostase de verdad por la fiesta y que se dejara de torear cuatro toros en solitario, otros por su parte decían que José Tomás está por encima del resto y que torea donde y como quiere, que para eso con su sola presencia se llenan las plazas. A este que les escribe no le gusta hablar de orejas cortadas ni números, porque el toreo es mucho más grande que eso, el toreo es pasión y emoción, son momentos que recordaremos toda la vida fueraparte de si acabó una faena en triunfo o no; los números, para los matemáticos. El toreo es un natural de José Tomas, una media de Morante, el vuelo de la muleta del madrileño pulseando la embestida con las yemas de los dedos o un kirikikí de Morante.

La última vez que torearon juntos fue en aquella corrida homenaje al siempre recordado Víctor Barrio. ‘Tortolillo’ llevaba por nombre el Cuvillo escogido por José Tomás, ‘Togado’ el Zalduendo de Morante de la Puebla. Una tarde en la que Víctor Barrio estuvo siempre presente. José Tomás fue quietud impertérrita, mando y tacto dentro de un volcán de sentimientos, mientras que Morante desató el genio del arte. Fue su última tarde juntos, atrás quedó aquella tarde del Puerto que merece el desquite, sacarse la espinita de un día que con total seguridad ronde por la cabeza de un Zúñiga que seguramente esté buscando la formula para darle encaje a un cartel que desataría las pasiones hasta del más reconocido de los antitaurinos.

Pero si miramos atrás hay que remontarse a junio de 2018 para verle acartelado con otra figura del toreo, fue en Algeciras mano a mano con Miguel Ángel Perera acabó indultando a un toro de Jandilla. En 2017 su único paseíllo sería en la corrida Guadalupana actuando junto a los españoles Pablo Hermoso de Mendoza, Julián López “El Juli” y José María Manzanares, y los mexicanos Octavio García “El Payo”, Joselito AdameSergio Flores y Luis David Adame. Si nos retrotraemos a 2016 fueron 7 los festejos que trenzó el madrileño y en los que rivalizó cara a cara con José María Manzanares en Jerez de la Frontera, Alicante y Valladolid o Julián López “El Juli” en San Sebastián o Valladolid, plaza esta última en la que también se anunció con toreros como Morante de la Puebla o Alejandro Talavante.

Ceret 2022 Movil 320x100
Fuengirola 2022 Movil 320x100