Olivenza 2023 Mega 1140x110

Pedro Luis, el novillero limeño que quiere seguir los pasos de Roca Rey: «Para eso dejé mi tierra»

Valdemorillo 2023 Movil 320x100
ENTREVISTA

Pedro Luis, el novillero limeño que quiere seguir los pasos de Roca Rey: «Para eso dejé mi tierra»


viernes 6 enero, 2023

Es natural de Lima, tiene 21 años y toda la vida (y carrera) por delante: así es el novillero limeño -asentado en España junto a Morenito de Aranda- que quiere seguir los pasos triunfales de su paisano Roca Rey.

Pedro Luis Novillero
© Prensa Pedro Luis

Pese a los continuos ataques e intentos de prohibición al otro lado del charco por parte de los distintos partidos políticos, el toreo sigue más vivo que nunca gracias a la proliferación de nuevos espadas que le han dado un lavado de cara a la tauromaquia en países como Perú o Venezuela. En el país andino, la irrupción de Andrés Roca Rey y Joaquín Galdós, unidos a otros toreros y novilleros locales de menor nombre, hicieron que esta Fiesta no perdiera contacto con el pueblo.

En Venezuela, pese a la dura situación que vive el país, destaca la celebración de tanto de La Feria Internacional de El Sol de Mérida como la de San Sebastián, en San Cristóbal, eso unido a la presencia de un torero como Colombo han conseguido que los festejos taurinos vayan a más en el país. Dos ejemplos que unidos al de países como México, Ecuador o Colombia, también seriamente amenazados, ponen el foco en una América taurina que no deja de recibir zancadillas.

Pero el pueblo no le ha dado la espalda a sus tradiciones, las sigue teniendo muy arraigadas y pelea por ellas como gato panza arriba. La proliferación de nuevos valores es esencial para que estos países no pierdan el contacto con sus raíces. En Perú, tras el boom de Andrés Roca Rey y Galdós hay nuevos valores que sueñan con seguir los pasos marcados, novilleros que tienen grandes condiciones, pero que necesitan del rodaje necesario para poder demostrar en la plaza esas cualidades.

Pedro Luis se prepara en la finca de Morenito de Aranda: «Para eso dejé mi tierra, para intentar llegar alto en el toreo»

Pedro Luis
© Prensa Pedro Luis

Hoy queríamos hablar con Pedro Luis, otro peruano que quiere seguir los pasos de sus compatriotas y llegar a lo más alto. Es natural de Lima, tiene 21 años y toda la vida (y carrera) por delante. Gracias al camino que abrieron en los últimos tiempos Andrés y Joaquín, muchos jóvenes se echaron a sus espaldas el petate del toreo para cumplir su sueño.

Un novillero que vive por y para el toro y que lucha cada día por intentar abrir esas puertas que le den acceso a las ferias: queríamos saber de dónde le venía la afición y cuándo sintió la llamada del toreo, esa que una vez dentro ya no te suelta. Un novillero que cruzó el charco para cumplir ese sueño que aún sigue perdurando en él: «Creo que la afición la he heredado de mi padre, que es matador de toros, y luego también es algo que despierta muchos sentimientos en mí. Decidí venirme a España en 2019 con el objetivo de llegar alto en eta profesión. De primera instancia fui a la Escuela Taurina de Málaga, donde estuve un año y medio aproximadamente en las manos del maestro Fernando Cámara; tras ello, fui a México a concursar en el CART en 2021 y regresé a España, donde tengo la dicha de vivir a la casa de Morenito de Aranda con el objetivo de forjarme a fuego. Ahora estoy en la Escuela de Toledo con el maestro Eugenio de Mora y me apodera José Ángel Martín, un taurino que apostó por mí y al que le estoy muy agradecido», expone el novillero.

Irse de casa fue algo duro, tener a la familia a tantos kilómetros debe ser un hándicap a tener en cuenta, por ello el día a día deber estar ligado al toro y a pelear cada tentadero como si fuera el último, ya que uno nunca sabe donde puede surgir la oportunidad de poder vestirse de luces: «Mi día a día es como el de cualquier otro novillero. Hago el ejercicio físico por la mañana, luego entreno de salón y, una vez hecho, intento tener todo en orden en la finca, ya que el maestro tiene una ganadería de reses y atendemos al ganado. Tras ello, suelo entrenar de salón otro rato. Aquí no se puede parar, las oportunidades -como bien dices- pueden surgir en cualquier momento».

Roca Rey, la bandera taurina del país, como ejemplo para llegar a ser alguien importante en la Fiesta

Siendo peruano entendemos que debes tener a Andrés Roca Rey muy presente: «Así es, es la bandera del toreo en mi país, de ahí que la admiración sea enorme. «Causa mucha ilusión que el maestro Andrés es paisano mío, y que un peruano esté liderando esta bonita afición da moral. Siente uno que puede llegar a serlo». Pero amén de su compatriota hay otros toreros a los que admira y donde se mira cada día: «Siempre me ha gustado el maestro José María Manzanares hijo, además de El Juli o Talavante. De los antiguos, Manzanares padre, Julio Robles, y por supuesto también el maestro Morenito. Es una de las grandes fuentes de las que bebo».

Pero la ilusión si no se torea se va perdiendo, pese a ello Pedro sigue luchando por seguir en la brecha: «Así es, uno tiene que verle la punta a esto, de lo contrario es muy difícil. Actualmente llevo cuatro novilladas sin caballos en España, además de las clases prácticas que he podido torear y algunos bolsines, junto a otras dos en Perú».

El siguiente paso debe ser el debutar con caballos: «Quiero arrear fuerte esta temporada. Lo único que me preocupa es seguir evolucionando y aprovechar cada una de las oportunidades que me brindan. Me gusta ir paso a paso, no vale de nada mirar al futuro si no tienes controlado el presente».

Illescas 320x100