Illescas 1140x110

El toro que embistió al coche de la Guardia Civil: ¿En qué contexto sucedió?

Valdemorillo 2023 Movil 320x100
VÍDEO

El toro que embistió al coche de la Guardia Civil: ¿En qué contexto sucedió?


viernes 6 enero, 2023

Un astado sembró el pánico tras escaparse de una finca en Galapagar en un vídeo que ahora ha vuelto a hacerse viral.

Toro Guardia Civil
Un toro en una imagen de archivo y, a la izquierda, lo sucedido con la Guardia Civil. © Pablo Ramos

El siguiente vídeo ocurrió en la localidad madrileña de Galapagar: un toro embistió a un coche de la Guardia Civil. El animal, que se había escapado de una finca próxima, llegó a atacar también a varios coches del dispositivo para atraparlo. Unas imágenes que en pocos minutos se hicieron virales en redes sociales tras ser difundidas por la Asociación Nacional de la Guardia Civil (Jucil).

El animal bravo, escondido en la maleza, se hizo fuerte en una zona agreste de la zona, arrancándose a los vehículos motorizados y poniendo en serio riesgo a las patrullas que fueron en su búsqueda. Cinco patrullas y agentes en moto del Seprona se acercaron a la zona e intentaron acorralar al animal para evitar que huyera a zonas habitadas.

Un astado que al sentirse acorralado no dudó en atacar a varios de los vehículos que intentaban darle caza, llegando a embestir a tres coches del operativo. Afortunadamente, se pudo dormir al animal con un dardo tranquilizante y evitar así que llegara a las zonas habitadas del pueblo.

Según confirmaron fuentes policiales a Telemadrid, el toro se escapó sobre las siete de la tarde de una finca de Galapagar. Cinco patrullas y agentes en moto del Seprona se acercaron a la zona e intentaron acorralar al animal para evitar que huyera a zonas habitadas, algo que si finalmente se acabó consiguiendo gracias a la pericia y el buen hacer de la Guardia Civil-Seprona que se acercaron a la zona. Aunque el hecho acaeció el 25 de abril de 2019, el vídeo se ha vuelto a hacer viral en las últimas horas.

Como ya contamos en otras ocasiones, cuando se intenta dormir a un animal lo que hay que hacer es calmarlo y tranquilizarlo, ya que con eso conseguimos que le hagan efectos el tranquilizante. Hay que hacerlo todo pausado, sin correr, porque lo que se pretende es dormir al toro; de lo contrario no estaríamos haciendo bien las cosas, puesto que la adrenalina dejaría sin efecto esa anestesia que se le ha inyectado, algo que dificultaría sobre manera las labores para dormir al animal.

Una labor que requiere de paciencia y mucho conocimiento por parte de un equipo veterinario que con una cerbatana inyectará dicho calmante en la piel del animal. Si todo va bien en unos minutos le hará efecto, de lo contrario habrá que repetir la acción con un mayor volumen de anestesia. En esta ocasión se hizo para salvaguardar la integridad tanto del animal como del operativo allí presente.

Illescas 320x100