El Rosco le dice a Morante que algunos toros que lidia son «muy pequeños» y así le responde José Antonio

   
MADRID

El Rosco le dice a Morante que algunos toros que lidia son «muy pequeños» y así le responde José Antonio


jueves 2 diciembre, 2021

El afamado aficionado Faustino Herranz González, más conocido como 'El Rosco', le preguntó a Morante por el tamaño del toro en algunos pueblos. Y esto le contestó José Antonio.

Rosco Morante
El Rosco y Morante de la Puebla. © Instagram

La conferencia de José AntonioMorante de la Puebla‘ este jueves en la asociación ‘El Toro’ de Madrid ha tenido momentos geniales, como el que protagonizó el afamado aficionado Faustino Herranz González, más conocido en la plaza de toros de Las Ventas con el apodo de ‘El Rosco‘. Esta fue la pregunta formulada por él a Morante durante el transcurso del encuentro:

«Nosotros somos una asociación que perduramos, que damos mucho y recibimos muy poco. Tengo que decirle que el veedor de sus toros tenga más cuidado, porque este año hemos empeñado el colchón algunas familias para ir a verle, por ejemplo a Arévalo, a Calatayud, a Colmenar, y me encuentro con unos toros muy pequeños«, interpeló El Rosco.

A esto respondió Morante: «Cada plaza tiene un tipo de toro; el de Madrid es muy grande, más no lo hay, sí más feo, que es el de Pamplona, pero no más grande que el de Madrid. No podemos hacer que el toro de un pueblo sea igual que el de la capital. Es algo difícil para los ganaderos y para los toreros, porque todo influye. Madrid es Madrid y si no sería una más. Por eso, quédate en Madrid, Rosco«, le dijo sonriendo el torero cigarrero.

Morante habla de los veedores

Posteriormente, salió otra pregunta relativa a los veedores, a lo que Morante contestó lo siguiente: «Los veedores son el trámite, porque las corridas de toros las elige el empresario, sabiendo el gusto de la plaza, y sabiendo más o menos el criterio del público. Entonces, mi veedor Alberto Encinas, cuando me llaman de algún sitio, va a verla y punto», señaló.

Y salió también a la palestra el tema de los veterinarios en las corridas de toros: «De los veterinarios estoy totalmente en contra en el reconocimiento. Debería ser competencia del presidente, que es la autoridad de la plaza. Pero un veterinario en un reconocimiento, que es a ojo vista, ¿y si después el toro sale cojo usted se responsabiliza de algo? ¿Y si sale tuerto? ¿Entonces para qué quiero yo como empresa pagar a un veterinario si no me asegura nada? ¿Si lo único que hace es dar ruido? Para eso está el presidente. Porque los tres veterinarios van pagados por la empresa, y no creo que sea necesario desembolsar ese dinero», lamentó Morante.

Su mejor tarde en Madrid

Morante Madrid
Morante este 2021 en Madrid. Foto: Luis Sánchez Olmedo

Otro aficionado le preguntó por Madrid y por su mejor tarde en esta plaza, una pregunta en la que Morante se inspiró: «Yo a Madrid vengo con toda la ilusión y emotividad. Creo que en Madrid ha habido tardes importantes, como la del toro de Astolfi, otra con un toro de Javier Pérez-Tabernero, y la Puerta Grande es lo que busco porque es algo que se da casi por hecho que una figura tenga que tener en su casa una foto así, pero no por más. Porque yo con el reconocimiento vuestro y con un triunfo aunque no sea mayor que quede en el recuerdo, con eso me conformo. Pero sí es verdad que a uno le gustaría tener en su casa esa foto saliendo a hombros de esta plaza«, deseaba.

¿Qué opina Morante del Tendido 7?

Un aficionado le preguntó qué opina Morante del Tendido, citando que Chenel decía que el 7, si no existiera, habría que inventarlo». «Y Antoñete decía eso una vez ido”, le contestó Morante en tono de gracia. «El Tendido 7 es bueno que exista, pero a veces, bajo mi punto de vista, es demasiado cruel en su forma, pero verdaderamente hace falta que exista, porque si no esto se nos va de las manos. Y siempre hace falta un sector crítico, aunque a veces moleste. Solo no estoy de acuerdo en algunos días que puede resultar demasiado cruel, bajo mi punto de vista. Pero sí es verdad que debe existir y me da mucha alegría ver cómo todavía hay una afición seria, dedicada con mucha pasión al toro y no al torero. Porque el torero pasa, pero el toro sigue. Y que eso siga tiene más importancia», concluía José Antonio.