Abellán asegura taxativamente que no dijo a Morante que «no se anunciase en Madrid»… pero se lo dijo a su apoderado

DECLARACIONES

Abellán asegura taxativamente que no dijo a Morante que «no se anunciase en Madrid»… pero se lo dijo a su apoderado


lunes 10 octubre, 2022

Miguel Abellán asegura que no dijo a Morante de la Puebla que "no se anunciase" en la plaza de toros de Las Ventas durante su discusión con el torero sevillano este sábado en el callejón de Las Ventas, pero lo cierto es que sí se lo dijo a su apoderado, Pedro Marqués, por la mañana mientras revisaba el ruedo.

Abellan Ventas
Miguel Abellán en Las Ventas. © Luis Sánchez Olmedo

El director-gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, Miguel Abellán, que este sábado vivió un momento de máxima tensión con Morante de la Puebla en el callejón de la plaza de toros de Las Ventas, ha asegurado este domingo en declaraciones al programa Carrusel Taurino que no señaló a Morante de la Puebla «no se anunciase» en esta plaza, pero tal y como el diario El Mundo publicó hace unas horas y este medio también ha podido corroborar, sí señaló esas palabras a su apoderado, Pedro Marqués, cuando éste revisaba de forma matinal el ruedo venteño para comprobar la dureza que tenía.

Hay que recordar que ya se había advertido por parte del entorno de Morante al Centro de Asuntos Taurinos que el estado del ruedo no era el óptimo -de hecho, se han lesionado las pezuñas varios toros durante la Feria de Otoño-.

Lo cierto es que el gerente del CAT, quien asegura tener un respeto reverencial por el traje de luces para decirle a otro compañero que no se anuncie, no tuvo ningún problema en decírselo a su apoderado.

Las versión de Miguel Abellán en Carrusel Taurino

Morante Miguel Abellan
Morante, en la discusión con Miguel Abellán. © Raúl Barbero

Miguel Abellán ha dado su versión de los hechos este domingo en el programa Carrusel Taurino: «Al maestro no le parecía idónea la situación del ruedo de la plaza de toros de Madrid, y en una situación después de matar una corrida de toros, con los nervios y con los sentimientos a flor de piel, hubo algún que otro comentario por su parte hacia mi persona que entiendo que, como en los campos de juego de fútbol se quedan ahí y no pasó a más», señaló Abellán.

«Al parecer, el maestro Morante de la Puebla el piso de la plaza de toros de Madrid considera que es un ruedo que está demasiado duro y vino a intentar explicarme su parecer; yo le escuché con atención, con respeto y nada más», añadió el director del CAT.

«Por lo que yo percibí, (Morante) no debió estar muy conforme con el trabajo (de los operarios en el ruedo)»

Morante Señala A Abellán
Otra imagen de Morante, en la discusión con Miguel Abellán. © Raúl Barbero

«¿Pero él había avisado antes?«, le preguntó Juan Ramón Romero, director del programa. «Es una situación que viene cada vez que actúa en la plaza de toros de Madrid a intentar interesarse por el ruedo de la plaza de toros de Madrid, y aquí desde el mismo día de la corrida los operarios trabajaron con mucho cariño, con mucha profesionalidad para intentar adecuar a los deseos y peticiones del maestro Morante de la Puebla a que estuviera acorde a sus peticiones”, además de “Uceda Leal y Ángel Téllez, y las cuadrillas», dijo Abellán. «Por lo que yo percibí, no debió estar muy conforme con el trabajo”, añadió.

«Sí quiero dejar claro y recalcar la profunda admiración y respeto que siento por el traje de luces; en ningún momento se me ocurriría faltar el respeto no al maestro Morante de la Puebla sino a cualquier otro compañero vestido de luces. He bebido de las fuentes más importantes de mi profesión y siempre me han inculcado el respeto a todos aquellos que se vistan de luces, sean o no sean figuras, sean o no sean matadores. Eso lo llevo a rajatabla en mis principios, en mi conducta como ahora Director-Gerente del Centro de Asuntos Taurinos, como lo he hecho en mi etapa de profesional como torero. Jamás, en mi vida, tendría la osadía de faltar el respeto, como he leído desafortunadamente en algún medio de comunicación, indicarle a un matador que debiera o no acartelarse en la plaza más importante del mundo», señaló Abellán. No obstante, como este medio ha podido contrastar, sí se lo dijo a su apoderado por la mañana.

«Jamás en mi vida me atrevería a hacer tal afirmación a alguien vestido de luces en una plaza de toros, dado que para mí aquel que se viste de luces merece todos los respetos, haya tenido una tarde aciaga como la del maestro o un éxito rotundo; yo venero y admiro a todos aquellos que se ponen delante de un toro. Eso es lo único que te puedo ratificar y afirmar. Por parte de mi persona no sería tan osado», concluye Abellán.