Víctor Hernández se lleva la tarde en La Misericordia

ZARAGOZA

Víctor Hernández se lleva la tarde en La Misericordia


lunes 10 octubre, 2022

Víctor Hernández corta dos orejas y resulta triunfador de la tarde; sendas vueltas al ruedo de Jorge Martínez y Javier Poley en sus respectivas presentaciones en Zaragoza.

Victor Hernandez (1)

Víctor Hernández, Jorge Martínez y Javier Poley hacían el paseíllo este lunes, con casi media entrada en los tendidos de La Misericordia, en la quinta de abono de la Feria del Pilar. Se lidiaban astados de Hermanos Boyano.

Víctor Hernández corta la primera oreja de la tarde al pastueño primero

Antes de comenzar con el avance de la novillada de hoy, hay que aclarar que los sobreros que se lidiaron en el día de ayer no entraban en concurso, por eso no fue premiado el buen toro de López Gibaja. Hoy los tres novilleros son debutantes en este caso, a los que el público sacó a saludar después del paseíllo. Y para abrir boca saltó al ruedo «Fantasioso», un novillo algo terciado, de la ganadería de hermanos Boyano, primero del lote del novillero Víctor Hernández, que recibió con una larga en el tercio y se lo sacó para fuera a la verónica. Se enceló mucho en el peto y y mostró sosería en el quite por verónicas de Jorge Martínez. Saludaron en banderillas Iván García y Luis Cebadera y comenzó su faena Víctor Hernández por estatuarios en los que el novillo mostró distracción y blandura de remos. Embestida noble y pastueña la del utrero a la que pulseó primero y provocó más, apretando al animal, Víctor Hernández, que logró momentos de brillantez con ambas manos, acabando la faena por manoletinas ya más cerrado en tablas. Dejó estocada arriba. Petición de oreja concedida por la presidenta y división de opiniones en el arrastre para el novillo de hermanos Boyano.

El acero deja en ovación una buena faena de Jorge Martínez con el noble segundo

«Auxiliador» fue el segundo, un novillo con más cuajo y pitones que el primero, al que recibió Jorge Martínez con buenas verónicas. Mostró celo el novillo en el peto y nobleza en el galleo por chicuelinas de Martínez y el quite a la verónica de Javier Poley. Tras el brindis comenzó con ayudados por alto su faena Jorge Martínez, templando la también noble embestida del cornúpeta. Basó en el temple su labor el novillero, en la que consiguió encelar al novillo que embestía dormido en las cercanías pero que se venía en la media distancia. Lo más jaleado fueron los remates por molinetes y pases de pecho, no quitando mérito a los buenos y templados derechazos y naturales que instrumentó a su oponente. Cerró por luquesinas y dejó media estocada, necesitando usar el descabello, cambiando el posible trofeo por un aviso. Ovación para el utrero de Boyano de Paz y ovación con saludos para Jorge Martínez.

Javier Poley, volteado sin consecuencias aparentes en la suerte suprema, saluda una ovación con un novillo tercero con teclas

«Sabio» fue el tercero, un novillo colorado ojinegro con poca cara que apretó a Javier Poley de salida, sacándose al novillo con oficio el novillero aragonés. Desmontó en un derrote al picador Rafael Saúco en un arreón de manso, siendo renuente a tomar una segunda vara aunque después enoujó con la cara abajo. Tras el brindis personal, comenzó Poley su faena por pases por alto, sacándose al novillo más allá de las rayas. El novillo se puso algo andarín y tenía el defecto de tirar derrotes a la tela roja, pero en algún muletazo lo consiguió embarcar largo Javier Poley, y al que le faltó enfribrarse. Al entrar a matar en el segundo intento, sufrió una fuerte voltereta de la que sólo sufrió daño la taleguilla, aparentemente, por lo que solo se pudo apreciar un varetazo en el muslo del novillero. Dejó en el embroque una estocada tendida y tuvo que hacer uso del descabello con el que anduvo certero. Hubo pitos para el novillo de hermanos Boyano de Paz y ovación con saludos para Javier Poley.

Otra oreja (con petición de la segunda) para Víctor Hernández con el noble cuarto bis

«Sabradito» también fue protestado de salida, como todos sus hermanos. Blandeó en exceso y fue devuelto. Salió un sobrero de Sánchez Herrero, castaño y liviano de carnes, pero más armado que no se dejó torear por Víctor Hernández de salida. Engallado siempre, el novillo blandeó en varas. Saludó Marcos Prieto en banderillas y tras el brindis comenzó Víctor Hernández su faena con un pase cambiado por la espalda y de rodillas. Soso y flojo el novillo, consiguió Hernández mantenerlo en pie y, al arrancar la música, la gente se animó y comenzó a jalear los derechazos templados del novillero alcarreño. Buen toreo de Víctor Hernández en una faena que fue a más. Hizo amago de rajarse el utrero y Víctor Hernández se echó de rodillas con el animal muy metido en tablas. Bernadinas sin estoque para finalizar la faena y desplante a cuerpo limpio de rodillas pusieron a parte del público en pie. Entró a matar en la suerte contraría dejando una estocada contraria. Se echó el novillo, petición del doble trofeo del que solo concedió uno. Oreja para Víctor Hernández y silencio para el novillo de Sánchez Herrero.

Detalles de Jorge Martínez con el soso quinto la sirven para dar una discutida vuelta al ruedo

«Dinámico» fue el quinto, un novillo colorado y ojo de perdiz, vareado y tocadito de pitones, que no se prestó al lucimiento de capa y se dejó pegar en varas sin apreturas. Soso y rebrincado el utrero con el que pechó Jorge Martínez y con el que intentó conectar con los tendidos a base de mando y temple. Ni le molinete de rodillas mediada la faena metió al público en ella. Buenos detalles de calidad de Jorge Martínez para cerrar la faena y buena estocada final. Hubo leve petición de oreja y dio la vuelta al ruedo entre la división del público maño.

Vuelta al ruedo a las ganas de Javier Poley con el noblón sexto

«Naranjito» , el sexto, fue un novillo de terciado aspecto que no mostró grandes vistudes hasta el comienzo de faena de Javier Poley, en los medios, de rodillas, con pases por la espalda y por alto, que caldearon el ambiente después de las protestas del respetable por la presentación del novillo y su blandura. De embestida sosa y tendiendo a salir desentendido de la suerte, el novillo de Boyano se dejó mucho, y Poley lo aprovechó con tandas templadas, sacándose también al toro por la espalda y recetando buenos pases de pecho. Con el público muy de su parte cerró por bernardinas y dejó una estocada contraria y tendida que no bastó, teniendo que hacer uso del verduguillo. Sonó el aviso mientras se sucedían los fallos con la cruceta y se esfumó el posible premio, siendo desestima la petición de oreja. Dio la vuelta al ruedo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Misericordia, Zaragoza. Quinta de abono. Novillada con caballos. Casi media entrada.

Novillos de Hermanos Boyano. y uno, el cuarto bis, de Sánchez Herrero, de escasa presencia y justos de trapío en líneas generales. Noblón y pastueño el primero. Noble y pastueño también el segundo. Soso y gazapón el tercero. Noble el cuarto bis. Soso y rebrincado el quinto. Noble el sexto.

Víctor Hernández, oreja y oreja.

Jorge Martínez, ovación y vuelta al ruedo.

Javier Poley, ovación y vuelta al ruedo.

Pinche en este enlace o en la siguiente imagen para acceder a la fotogalería del festejo.

Galeria 26