Los abonados de Las Ventas no podrán elegir corridas ni novilladas el próximo San Isidro: todas serán obligatorias

MADRID

Los abonados de Las Ventas no podrán elegir corridas ni novilladas el próximo San Isidro: todas serán obligatorias


sábado 29 octubre, 2022

Con esta postura, el aficionado no tendrá la opción de elegir un festejo u otro en San Isidro, sino que habrá un abono cerrado como ocurre en el resto de plazas.

Ventas
Portón de cuadrillas de Las Ventas. © Luis Sánchez Olmedo

El pasado domingo 16 de octubre, el director general de Plaza 1, Rafael García Garrido, acudía al programa ‘El Toril‘ de Onda Madrid para hablar sobre la confección de la próxima Feria de San Isidro 2023, un serial que sufrirá varios cambios respecto al que se organizó este mismo año. Una temporada que intentará darle un giro a una Feria que era demasiado larga y que de no tener triunfos se hacía muy cuesta arriba.

Según palabras de García Garrido, «la Feria reducirá su número de festejos en pos de no dejar huérfana de festejos taurinos de calidad a una parte importante del mes de junio venteñocon esto buscamos paliar un problema que ya nos habían comentado muchos abonados, la Feria se hacía larguísima».

El propio Garrido defendía esta postura de forma vehemente: «Yo creo que el año que viene hay incentivos importantes para que suba el número de abonados. Será un abono muy corto, de los más reducidos de los últimos diez o quince años. En éste se darán 23 festejos, eso no es ni más ni menos que los que se venían exigiendo hasta la fecha. Dieciocho corridas de toros, dos de rejones y tres novilladas picadas». Hay que tener en cuenta que ni Beneficencia ni la corrida de nuevo cuño denominada «In Memoriam» estarán incluidas en el abono -lo que sumaría 25 festejos en total-, pero por la calidad de estos carteles lo más probable es que la gran mayoría de los abonados saquen estas dos corridas.

A pesar de la reducción de San Isidro, el conjunto de tardes de la temporada venteña no se verá mermado

Ventas
Tarde de lleno en Las Ventas el pasado San Isidro que evidencia la fuerza de la tauromaquia. © Luis Sánchez Olmedo

Con esta postura el aficionado no tendrá la opción de elegir un festejo u otro, sino que habrá un abono cerrado como ocurre en el resto de plazas. Un San Isidro que deja atrás esas temporadas de más de un mes de duración para diseminar los festejos a lo largo de la temporada venteña. Es una postura que reduce la feria a 23 tardes.

En los últimos años se han tomado varias vías para intentar reducir la carga de festejos al aficionado, más si cabe cuando en muchas ocasiones había hasta un mes continuado de festejos: se optó por eliminar los festejos de los lunes, dando así un día de descanso al abonado, pero finalmente se ha decidido esta opción de cara a 2023.

Hay que tener en cuenta que a pesar de la reducción de San Isidro, el conjunto de tardes de la temporada venteña no se verá mermado, ya que se ampliarán otras fechas a lo largo de la campaña en este coso como la nueva Feria de la Virgen de la Paloma en agosto, que constará de varios festejos -hasta ahora solamente era una corrida-.