El detalle que pasó desapercibido en Jaén: Emilio de Justo ‘borró fantasmas’ con el hierro que lo llevó al hule en Ramos

JAÉN

El detalle que pasó desapercibido en Jaén: Emilio de Justo ‘borró fantasmas’ con el hierro que lo llevó al hule en Ramos


lunes 31 octubre, 2022

Emilio de Justo solventó el exigente examen con nota, tapando las dificultades de un astado complejo.. Por su parte al sexto le cortaría las dos orejas tras una gran faena, saliendo en hombros de una plaza que conoce a la perfección.

Emilio Justo
Emilio de Justo. © Alejandro Romero

El pasado 16 de octubre había una cita ineludible para el aficionado en la plaza de toros de Jaén. En el coso de la Alameda trenzaban el paseíllo José Antonio Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y Emilio de Justo con un encierro de seis hierros diferentes. Galache, Victorino Martín, Daniel Ruiz, Garcigrande, Juan Pedro Domceq y Pallarés, seis divisas de cuatro encastes que ponían ese sello diferente a la tarde.

El sorteo podía hacer que Morante se reencontrase con el hierro de Victorino Martín tras varios años, que el propio Talavante debutase con un animal de Galache, o que Emilio de Justo se volviese a reencontrar con un animal de la divisa sevillana de Pallarés, esa que lo dejó en una cama tras el percance en Las Ventas.

El sorteo hizo que Alejandro Talavante volviese a verse las caras con un astado de la A Coronada, que Morante lidiara un toro de Galache y que De Justo espantara los fantasmas de Las Ventas con un toro de Pallarés, burel que exigió una barbaridad, el cual acabó metiendo en el canasto a base de firmeza y buena colocación.

Fue un detalle que pasó desapercibido para los menos aficionados, los cuales no se percataron del cariz que tomaba la tarde tras el sorteo. De Justo solventó el exigente examen con nota, tapando las dificultades de un astado exigente. Por su parte al sexto le cortaría las dos orejas tras una gran faena, saliendo en hombros de una plaza que conoce a la perfección.

No ha sido la única tarde donde toros del encaste Santa Coloma han estado presentes en su temporada: ya en Cuenca realizó una gran faena a un animal de Rehuelga, otra ganadería que conoce muy bien y con la que dejó una faena de cante grande el pasado año en Illescas. De Justo y este encaste siempre han tenido buena conexión, sin ir más lejos la ganadería de La Quinta es otra de las más solicitadas por el diestro cacereño cada temporada, amén de sus primos hermanos de la rama Albaserrada propiedad de la familia Martín.