Apoteosis de cuatro y rabo bajo el diluvio de Emilio de Justo en tarde de feísima voltereta para Morante y entrega sin acero de Juanito

FREGENAL DE LA SIERRA (BADAJOZ)

Apoteosis de cuatro y rabo bajo el diluvio de Emilio de Justo en tarde de feísima voltereta para Morante y entrega sin acero de Juanito


domingo 9 octubre, 2022

Emilio de Justo corta cuatro y un rabo antes de suspender la corrida por el diluvio en tarde de arrebato de Morante y de reposo entregado sin acero de Juanito; se lidiaron toros de San Pelayo, Luis Algarra -de vuelta al ruedo el extraordinario quinto- y Ave María.

Emilio Justo
Emilio de Justo, con el rabo bajo el diluvio. © Alejandro Romero

Morante de la Puebla, Emilio de Justo y Juanito hacían el paseíllo, este 9 de octubre, en la localidad pacense de Fregenal de la Sierra para enfrentarse a toros de San Pelayo, Luis Algarra y Ave María.

El primero de la tarde fue una obra arrebatada de Morante, ya que se puso a llover y el toro, además no le ayudó. Por ello, José Antonio tiró de raza y de esa conexión arrebatada con el tendido, lo que le hizo pasear un premio.

El segundo fue un animal muy abanto y suelto, que no quería nada en los primeros tercios, por lo que tuvo que dar ese paso adelante Emilio de Justo. Estuvo muy técnico y sobreponiéndose a las circunstancias, porque el animal no tenía fijeza; le sopló muletazos de muy buen gusto, dejando un estoconazo y paseando doble premio.

Dejó momentos de entrega y buen gusto Juanito con el tercero, un toro al que ya meció templado el capote y luego, muleta en mano, intentó ralentizar el viaje del animal por ambos lados. Pero la pena fue el acero, que se llevó el triunfo grande.

Morante fue volteado sin consecuencias aparentes en el cuarto, un animal en el que no lo tuvo fácil con las circunstancias del ruedo y con el que siguió hacia adelante a pesar de todo. Tras reponerse del golpe, despenó al animal y fue ovacionado.

Emilio de Justo cortó dos orejas y rabo en el quinto, un gran toro con el hierro de Luis Algarra premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Ya en el recibo capotero la afición degustó su toreo pausado y el genial concepto que atesora el cacereño, pero en la muleta la obra fue “in crescendo” a pesar de las circunstancias climatológicas hasta alcanzar cotas importantes. Y el tendido, tras la estocada hasta la bola, pidió el máximo trofeo, que fue concedido por el palco. Destacó el toreo despacioso bajo la lluvia y varios cambios de manos de mucho gusto.

Tras la lidia de ese toro, el festejo fue suspendido por la autoridad por el mal estado del ruedo debido a la copiosa lluvia.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Fregenal de la Sierra, Badajoz. Corrida de toros. Lleno en tarde lluviosa.

Toros de San Pelayo, Luis Algarra -de vuelta al ruedo el extraordinario quinto- y Ave María.

Morante de la Puebla, oreja y ovación.

Emilio de Justo, dos orejas y dos orejas y rabo.

Juanito, ovación en el único que lidió por la lluvia.

INCIDENCIAS: El festejo fue suspendido tras la lidia del quinto por la lluvia.

FOTOGALERÍA: ALFONSO PLANO

Pinche en este enlace o en la siguiente imagen para acceder a la fotogalería del festejo.

Galeria 23