Así vive la vaca ‘Cobradiezmos’, la madre del mítico toro indultado por Manuel Escribano en La Maestranza

CAMPO BRAVO

Así vive la vaca ‘Cobradiezmos’, la madre del mítico toro indultado por Manuel Escribano en La Maestranza


domingo 13 noviembre, 2022

La divisa cacereña de Victorino Martín es la única a lo largo de la historia del toreo que ha conseguido indultar toros en Sevilla y Madrid: esta es la madre del célebre 'Cobradiezmos', al que toreó Manuel Escribano en La Maestranza y se le perdonó la vida el 13 de abril de 2016.

Cobradiezmos
La vaca "Cobradiezmos". © Victorino Martín

Hablar de ‘Cobradiezmos‘ es hacerlo de la joya de la corona de la ganadería de Victorino Martín. Se trata de un toro que fue indultado por Manuel Escribano en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla en su feria del año 2016, un animal de unas hechuras fantásticas, una colocación de cara muy torera y lo que es más importante: una clase, una nobleza y una bravura excepcional.

Un toro que, junto a ‘Belador’, indultado por Ortega Cano en Madrid y único animal al que se le ha perdonado la vida en Las Ventas, forma parte de esa dupla que toda ganadería quisiera tener. La divisa cacereña es la única a lo largo de la historia del toreo que ha conseguido indultar toros en Sevilla y Madrid.

La vaca ‘Cobradiezmos’, con 18 años de edad

Lo primero es irse a la piara de vacas: allí encontramos a la madre de este ilustre animal, se trata de ‘Cobradiezmos’ una vaca cárdena, muy seria de cara y con 18 años de edad. Junto a ella vemos a un pequeño becerrito que tras ser ahijado no se despega del caballo que montan los vaqueros.

Una vaca que goza de buena salud pese a tener una edad ya avanzada. Pese a ello ha sido capaz de quedarse cubierta de toro y dar a luz a un becerro que goza de buena salud, el cual tomó los calostros sin problema y fue enchapado sin dar mucha guerra. Con el tiempo separarán sus caminos para vivir de forma independiente.

Posteriormente Miriam Martín, hija del ganadero Victorino Martín, acudió a ver los sementales de la casa, tantos los del hierro de Victorino como los de Monteviejo, toros cárdenos, colorados, berrendos… una amalgama de pelos debido a los encastes a los que pertenecen cada uno de ellos. Ahí se encuentra ‘Cobradiezmos’ junto al resto de sus hermanos, que se está poniendo a tono para entrar en unos días con su lote de vacas de cara a pasar unos meses cubriéndolas.

Madre e hijo pertenecen a la rama de las Cobradoras, una de las familias más contrastadas de la casa. De esta reata han salido toros muy importantes, así como un número importante de vacas a probadas como madres. Para el año 2023 hay toros en la camada hijos de este célebre animal: veremos si se parecen en algo a su padre y los aficionados pueden disfrutar de la bravura y la nobleza que da esta línea genética de la casa.