Miura: ocho corridas para 2023, seis en plaza de primera y nueva sorpresa (negativa) respecto a Las Ventas

CAMPO BRAVO

Miura: ocho corridas para 2023, seis en plaza de primera y nueva sorpresa (negativa) respecto a Las Ventas


jueves 3 noviembre, 2022

Hacemos balance de la temporada con Eduardo Miura, cabeza visible de una casa ganadera que comanda conjuntamente con su hermano Antonio, dos enamorados del toro bravo y del caballo que siguen manteniendo vivo el legado que en 1842 creara Juan Miura con la compra de los primeros animales.

Miura Toro
Un toro de Miura la pasada temporada en Zahariche. © Stéphan Guin

Con la temporada recién finalizada toca hablar con los protagonistas y hacer balance de ésta. Hoy nos acercamos hasta la mítica finca de Zahariche: allí pastan los toros de la A con las dos asas, es decir, el hierro de la legendaria ganadería sevillana de Miura. Una vacada con más 175 años de historia que con los años se ha convertido en una de las más importantes y prestigiosas de nuestro campo bravo.

Queríamos hacer balance y nadie mejor que uno de sus ganaderos para ello. Amablemente nos atendió Eduardo Miura, cabeza visible de una casa ganadera que comanda conjuntamente con su hermano Antonio. Dos enamorados del toro bravo y del caballo, que siguen manteniendo vivo el legado que en 1842 creara Juan Miura con la compra de los primeros animales.

No sería hasta 1845 cuando aparecerían los primeros carteles con el hierro familiar. Sería el 15 de agosto de 1846 cuando debutarían con una novillada en Sevilla, si bien, oficialmente, no tomaría antigüedad hasta el 30 de abril de 1849 con la lidia de dos animales en Madrid. Desde aquella mitad del siglo XIX hasta este primer cuarto del XXI la ganadería ha pasado por muchas manos, dándole todos ellos su sello particular sin salirse del tipo de toro que había en casa.

En cuanto al futuro, Eduardo Miura Fanjul, hijo de Eduardo, tomará las riendas de la ganadería cuando su padre y su tío lo vean preparado para ello. De momento participa activamente en el día a día de una divisa que no tiene paragón y que hoy queremos conocer en profundidad de la mano de un ganadero ejemplar y conocedor como nadie del toro de su casa.

Béziers, una corrida de Miura por encima de las demás en 2022

Miura Beziers
Toro de Miura en Béziers. © Muriel Haaz

Las ganaderías son cíclicas, sufren momentos de zozobra y otros en los que la regularidad las hace imprescindible. Miura pese a los vaivenes del tiempo se ha sabido mantener firme y sin salirse del camino marcado. Este 2022 no ha sido de los mejores para la casa, una temporada irregular pero con tardes destacadas: «La temporada no ha sido todo lo brillante que uno quiere. La corrida de toros que más repercusión ha tenido ha sido la de Béziers; en la corrida de Sevilla y Bilbao no terminaron de salir las cosas. Pero en Béziers, donde triunfó Pinar, encontramos el toro en el que el público halló lo que espera de nosotros. Hubo toros importantes aquella tarde. Las corridas de toros que más lucieron fueron donde menos repercusión tenían».

Esas plazas de menos repercusión han sido aquellas donde los ejemplares de Miura han dado un juego mayor: «Me quedo con la corrida de Sanlúcar, que fue más redonda que la de Linares -que era más por la expectación, tras los 75 años de la cogida de Manolete-. La corrida no resultó como hubiera esperado».

«En Dax se acabó el papel con nuestra corrida de toros, y eso significa que interesamos»

Miura Sevilla 1 1
Toro de Miura en su finca la pasada temporada. © J. J. Diago

Francia lleva muchos años cuidando como nadie al aficionado y allí Miura es un icono, un hierro que gusta al aficionado pese a no prodigarse en exceso en dichos ruedos. Miura volvió a Dax con la lidia de una corrida interesante: «Así es, en Dax creo que estuvo la cosa bastante bien, era una corrida de toros muy seria. Cumplió por lo menos las expectativas. Se acabó el papel con nuestra corrida de toros, y eso significa que interesamos. Se lidiaron animales cinqueños, porque vino la cosa así rodada».

Pero la joya de la corona es la plaza de toros de Las Ventas. Pese a no fallar desde hace más de 75 años a su cita con Sevilla, Madrid es la capital del torero, una plaza donde Miura no acabó de dar el golpe definitivo en sus últimas comparecencias: «No creo que volvamos en 2023. Madrid no es una plaza muy nuestra. Hemos ido de una forma alternativa; los Chopera nos llevaron, los Lozano también, Simón Casas nos llevó, y luego nos dejó de llevar. Nosotros, igual que vamos, lo dejamos de hacer. Pero así es la vida, cuando te necesitan te llaman».

«Tenemos las corridas de Sevilla, Pamplona, Béziers y algunas más para 2023»

Miura
Otro toro de Miura en su finca la pasada temporada. © J. J. Diago

Una temporada que mantendrá prácticamente el mismo guion que las pasadas, ese en el que salvo sorpresa no supondrá una revolución en cuanto a las plazas donde anuncien el hierro de Miura: «No, de momento no hay sorpresas respecto al año que viene. Tenemos las corridas de Sevilla, Pamplona, Béziers y algunas más. Y en otros sitios nos han hablado y veremos si rematamos o no. Hay ocho corridas de toros, de plaza de primera hay seis, pero eso no tiene nada que ver porque se pueden lidiar en otros lugares».

Pero para llegar a las plazas cuajados y lustrosos los toros deben ser atendidos como se merecen, algo que se ha puesto muy cuesta arriba por culpa de la sequía y la alarmante subida de las materias primas. Una situación nada fácil para los ganaderos, los cuales están afrontando esta situación de una manera ejemplar: «Es muy difícil tirar hacia adelante con todos estos problemas. Vivimos con la cartera abierta. Esto es muy duro, porque conforme está esto, es como un desierto. Domingo, lunes, martes… hay que llevarle el pienso. Esto es un esfuerzo tremendo».