Tarde de soberbio aplomo de Roca Rey entre el torero adiós Guerrita Chico y la explosión de Ferrera

   
CALI (COLOMBIA)

Tarde de soberbio aplomo de Roca Rey entre el torero adiós Guerrita Chico y la explosión de Ferrera


lunes 27 diciembre, 2021

Cariñoso adiós de la plaza de Cañaveralejo a la carrera de Guerrita Chico, que se despidió este lunes de los ruedos con una deslucida corrida de Juan Bernardo Caicedo con la que también triunfaron Antonio Ferrera y Andrés Roca Rey.

Roca Rey
   

La plaza de toros de Cañaveralejo de Cali acogía, en la tarde de este lunes 27 de diciembre, la segunda corrida de toros de abono del serial caleño, en la que se lidiaba un encierro de Juan Bernardo Caicedo para Antonio Ferrera, Guerrita Chico en su despedida de los ruedos y Andrés Roca Rey.

Antonio Ferrera, silenciado con el soso primero de Caicedo

Ferrera 5

Silenciado resultó Antonio Ferrera con el primero de Juan Bernardo Caicedo, un animal bien presentado pero que salió con poca fuerza y llegó con poco recorrido al último tercio de la lidia. Porfió por ambas manos el extremeño, y a pesar de darle la altura en la que el toro se sentía cómodo, no terminó de romper la faena en ningún momento. Además, no estuvo acertado con el acero. Silencio.

Guerrita Chico, muy templado con el segundo bis, al que le pasea una oreja

Guerrita Chico

El segundo bis, tras la devolución del titular por falta de fuerza, bajó un punto en la presentación de la corrida. Fue un toro más liviano y joven, que tuvo movilidad pero al que le faltó implicarse en la embestida con codicia. Era un animal pasador, y Guerrita Chico trabajó en encelarlo a su altura, siempre muy templado y muy bien colocado, y eso le permitió que el animal terminase embistiendo muy bien. Aunque la espada cayó defectuosa, logró pasear la primera oreja de la tarde.

Zambombazo de Roca Rey en Cañaveralejo: dos orejas al tercero de Caicedo

Roca Rey 7

Dos orejas para Roca Rey en el tercero, un toro que, al igual que sus hermanos, tuvo poca fuerza y transmisión. Pero todo lo puso el torero peruano, que desde el comienzo lo cuidó, lo llevó a media altura y no le exigió demasiado. Fue mediada ya la faena de muleta cuando comenzó a bajarle más la mano, a quedarse muy cerca de los pitones y a meterse entre ellos para provocar la embestida del toro. Y, con mucha sutilidad y suavidad, fue sometiéndolo con muchísimo poder y convirtiendo a la plaza en un hervidero por la forma con la que metió al astado en la franela. Mató de un estoconazo que tiró al toro sin puntilla y paseó el doble premio al calor de la afición caleña. El toro lo brindó a Guerrita Chico.

Ferrera, dos orejas benévolas del cuarto

Ferrera Orejas

El cuarto fue un toro diferente a sus hermanos porque éste sí tenía fuerza, pero se puso pegajoso por momentos, careciendo incluso de ritmo: tenía la embestida descompuesta. Sin embargo, le permitió lucirse a Antonio Ferrera, que esta vez hizo caso a la petición del tendido y puso banderillas. Comenzó su faena de rodillas y conectó mucho con el tendido, poniendo mucha alegría en su labor; luego, imprimió su toreo clásico, embebiendo al animal con mucha suavidad. Al natural, llegaron momentos de plena enjundia y despaciosidad, llevando los muletazos hasta detrás de la cadera. Pero el toro fue poniéndose más complicado en la segunda parte de la faena, matando dándole entre diez y quince metros de distancia. El espadazo cayó entero, pero por desgracia tuvo efecto lento en el animal. Le dieron dos orejas, la segunda benévola. También lo brindó a Guerrita Chico.

Roca Rey, silencio tras aviso en el quinto tras correrse turno

8240ce7d 5172 46ce Bcfe 3d4d548a51e7

Fueron devueltos el quinto y el quinto bis por partirse una pezuña; corriéndose turno y estoqueando Roca Rey el que sería sexto, lidiando Guerrita Chico el siguiente como tris, pero tras el peruano. Y fue un toro al que le faltó fuerza y que se rajó muy rápido. Es cierto que mostró interés y el que mejor pelea dio en el caballo, pero en cuanto se vio podido se rajó. Roca Rey lo sujetó, pero los muletazos no terminaban de ser lo suficientemente lucidos por esa falta de interés del toro. Lo pinchó una vez y se atascó con el descabello. Silencio tras aviso.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Cañaveralejo, Cali, Colombia. Tercera de abono. Corrida de toros. Media entrada en los tendidos, sin restricciones de aforo.

Toros de Juan Bernardo Caicedo, el segundo como bis y el quinto -que se lidió en seto lugar- como tris de Guachicono.

Antonio Ferrera, silencio y dos orejas.

Guerrita Chico en su despedida de los ruedos, oreja y silencio.

Andrés Roca Rey, dos orejas y silencio tras aviso.

FOTOS: DIEGO ALAIS