Illescas 1140x110

Sebastián Castella le ‘acepta’ la doble apuesta a Morante para su reaparición en Las Ventas: toreará tres tardes en San Isidro

Illescas 320x100
Valdemorillo 2023 Movil 320x100
MADRID

Sebastián Castella le ‘acepta’ la doble apuesta a Morante para su reaparición en Las Ventas: toreará tres tardes en San Isidro


jueves 8 diciembre, 2022

Sebastián Castella irá acartelado no solamente en tres corridas el próximo San Isidro, sino que en dos de ellas serán con hierros elegidos también por Morante -aunque en una de ellas, la segunda tarde de Alcurrucén, puede que no coincida con José Antonio en el cartel-.

Sebastian Castella
Sebastián Castella, haciendo el paseíllo en Madrid. © Luis Sánchez Olmedo

Son tiempos de ir y venir de apoderados, de entradas y salidas de los despachos de la primera plaza del mundo, de llamadas telefónicas, de visitas al campo… . Con el anuncio del adelanto de la presentación de San Isidro al 1 de febrero, Plaza 1 se está afanando en cerrar a las distintas figuras y a esos toreros que quiere ver el aficionado venteño. Tanto Simón Casas como García Garrido han tenido trabajo estos últimos días antes de parar por el puente.

Con las ganaderías ya en la cabeza de todos -y adelantadas por este medio- ahora es el turno de encajar las piezas e intentar darle aquello que piden las distintas figuras. En muchos casos es difícil satisfacer sus peticiones debido a la complejidad de las negociaciones, ahí está el papel del empresario para negociar con el apoderado de torero, ese que sabe que no debe ser intransigente y si alcanzar un punto medio donde cerrar el acuerdo.

Las máximas figuras del torero deciden el dinero a cobrar, las tardes a torear, fechas de sus tardes y las ganaderías a torear, pero siempre dejando una rendija abierta para la negociación, tomar una postura férrea de fuerza, ya sea por un lado o por otro puede llevar a que de tanto tensar la cuerda esta se parta y las negociaciones se rompan. Algo que nadie quiere que pase, fruto de ello es la calma con la que se están llevando las negociaciones pese a los intereses que hay en juego.

Algo que no parece pasar con la contratación de un Sebastián Castella que tiene claro que para volver tiene que ser flexible en sus exigencias, al saber el propio torero que en estos años en los que estuvo fuera de los ruedos otros compañeros hicieron méritos de sobra para tener un trato preferencial por parte de Plaza 1. El francés quiere estar tres tardes en Madrid y la empresa -por el momento- no le dio una negativa al respecto, algo que hace que dichas conversaciones entre la Casa Matilla y Plaza 1 sean fluidas.

Sebastián Castella: tres tardes en San Isidro y tres hierros significativos en su carrera

Sebastian Castella
Sebastián Castella. © Emilio Méndez

Sebastián quiere los hierros de El Torero, Alcurrucén y Jandilla, y no son tres hierros cualesquiera, son tres ganaderías con las que ha puesto Madrid a sus pies, tres divisas que encumbraron la figura del torero de Béziers en la primera plaza del mundo. Lenguadito, Jabatillo y Hebreo, tres toros excelsos con los que el francés cinceló varias de las obras de su dilatada carrera. Por ello ha pedido para su vuelta estar anunciado con sendos hierros, porque son mucho más que unas ganaderías en particular, son unos hierros que le ayudaron a ser lo que es hoy en día.

Castella sabe lo que quiere y por qué lo quiere, no son juegos de artificio, de ahí que una vez sabido que Alcurrucén hacía doblete, que era segura la presencia de Jandilla y la repetición del hierro gaditano de Toros de El Torero, pidiera a su apoderado -Toño Matilla- que hiciera lo posible para anunciarse con estos tres hierros que tanto han supuesto en su relación con el aficionado venteño y que pueden seguir siendo fundamentales en su carrera.

Una vuelta con retos por delante; Castella acepta el órdago

Sebastian Castella
Sebastián Castella. © Emilio Méndez

Tras volver el próximo 7 de enero en Manizales tras un tiempo inactivo, Sebastián Castella debe seguir con ese rodaje delante de la cara del toro y cogerle el pulso tanto al animal como al aficionado, ahí está el ejemplo de Talavante, un torero genial que llegó a la primera plaza del mundo sin rodaje alguno, algo que ha acusado el resto del año. Castella lo sabe y no quiere volver sin tener engrasadas las muñecas, por todo ello tiene previsto llegar a San Isidro con un ramillete de festejos sus espaldas en plazas como Valencia, Castellón, Arles o Sevilla.

Por tanto, Sebastián Castella le ‘acepta’ la doble apuesta a Morante para su reaparición en Las Ventas: toreará tres tardes en el abono, una con la corrida de la familia Lozano, ese hierro con el que el de La Puebla del Río cinceló una de las obras del año en la plaza de toros de Las Ventas. Un hierro que conoce a la perfección el torero francés y con el que ya ha cuajado faenas excelsas en esta plaza. Al llevar dos corridas de toros aún queda por saber si coincidirá en el ruedo con José Antonio o irá acartelado en la segunda corrida que tienen preparadas para este San Isidro en ‘Egido Grande’.

Illescas 320x100