A Morante le preguntan si se siente aludido por la enigmática frase que Talavante puso con José Tomás: «¿Y esto a qué?»

VÍDEO

A Morante le preguntan si se siente aludido por la enigmática frase que Talavante puso con José Tomás: «¿Y esto a qué?»


miércoles 22 diciembre, 2021

Alejandro Talavante publicó una fotografía con José Tomás el pasado mes de octubre que, más allá de la frase que la acompañaba, llevaba mucho tras de sí. Hace unos días, un aficionado le preguntó a Morante si se sintió aludido por esa frase... y esto contestó.

Morante Talavante
Morante y Talavante, en fotografías de archivo. © Luis Sánchez Olmedo

El pasado mes de octubre, Alejandro Talavante sorprendía a Instagram con una imagen en la que aparecía al lado de José Tomás en una jornada de homenaje a Joaquín Ramos -que fue apoderado de ambos- celebrada en las cercanías de la localidad toledana de Talavera de la Reina. De todos es sabido la admiración que siempre sintió Talavante hacia el torero de Galapagar. En dicha reunión publicaba la foto, anteriormente citada, y en la que escribía un pie de foto bastante enigmático: «Falta canela en rama y sobran desfiles”.

Tras esa publicación del extremeño el pasado 26 de octubre, el 2 de diciembre Morante acudía a un acto con la Asociación El Toro de Madrid, en el cual un aficionado hizo alusión a dicha fotografía en la siguiente pregunta: «Hace unos meses hubo unas palabras en Instagram por parte de Talavante en las que decía: “falta canela en rama y sobran muchos desfiles de pasarela”. Siendo usted el líder en el escalafón, me creo que se tiene que sentir usted aludido a esos comentarios…«. «Yo no», contestaba Morante. «No sabía qué quería decir con eso y por lo visto es una frase de Sabina. No sabes si darle crédito o no. ¿Y esto a qué? Para mí no tiene importancia. Es algo que a veces se escribe y queda escrito, pero ahora hay que demostrarlo«.

«Usted ha dejado estampas como la de un coche antiguo en la plaza de Salamanca, en otros sitios llegó con un coche de caballos, bien vestido. Y otros compañeros o ex matadores con pendientes, con barba o despeinados. Y creo que un torero debe serlo fuera y dentro de la plaza si se siente torero»: «Sí, estaría bien, la verdad. Pero que cada uno que vista como quiera y lo haga como quiera. No soy quién para decirle a nadie nada. Sí me gustaría que cuando fuesen a la plaza fuesen vestidos de torero, que cualquier día veremos a ver».

El ramillete de fechas de Morante confrontado con el silencio de Talavante

Talavante
Alejandro Talavante en Sevilla. © Sara de la Fuente

Tanto Morante de la Puebla como Alejandro Talavante son dos toreros de una acusada personalidad, dos conceptos que, como los polos opuestos, se atraen. Dos espadas que dieron tardes de gloria a los aficionados. Dos diestros que tienen un gusto muy definido, ese que les hace decantarse por un determinado número de ganaderías, pero que no hacen asco a probar de esas embestidas en ganaderías en buen momento.

Ahora caen las hojas del calendario, el otoño ha dado paso al invierno, y con ello ya se van despejando ciertas dudas que había en el aire sobre el inicio de temporada. De bien es sabido que el sevillano tiene firmadas un puñado de corridas en el continente americano así como garantizada su presencia en las primeras ferias del año. Mientras tanto, Alejandro guarda silencio, nada se sabe de su figura salvo su negativa a ser contratado con televisión. Una postura que le dejaría fuera de las primeras plazas del circuito taurino. No habría que descartar que se anunciara en plazas como Valencia, Sevilla o Madrid en fechas en las que las cámaras del Movistar Toros no estuvieran presentes. Eso encajaría su presencia en fechas como la feria de Julio en Valencia, Corpus o San Miguel en Sevilla y en Las Ventas por Ramos o Resurrección.

La acusada personalidad de ambos diestros

Morante
Morante de la Puebla esta temporada. © Ivi Martín

Morante y Talavante son dos toreros de una enorme capacidad a los que años atrás se le achacaba que no ponían todas las cartas sobre la mesa. El aficionado pedía que se abriesen a ciertas ganaderías orilladas en cierta manera por las figuras. Y lo han hecho: tanto el sevillano como el pacense se han acartelado con ganaderías distintas en los últios meses. Sin ir más lejos Morante apostó en 2021 por buscar hierros en buen momento fueran del encaste que sea, sí como rescatar otros orillados. Pero no lo hizo solo por contentar a un cierto sector de aficionados, sino por una opinión personal, una búsqueda de las raíces del toreo. Respecto a Talavante, bien es cierto que no toreó durante su carrera un abanico tan amplio al que se apuntó Morante el pasado año, pero sí es cierto que fue de los pocos toreros que se apuntó con mayor o menos asiduidad a hierros fuera de la catalogada comodidad; el último, el de Adolfo Martín en su reaparición el pasado mes de septiembre en Arles.

Dos toreros con una idea muy clara y en los que la independencia es innegociable. Dos personalidades con puntos en común, con una visión del toreo muy parecida; dos toreros que saben interpretar el arte como nadie y que este año deberían compartir cartel en más de una tarde. El toreo ganaría viendo trenzar el paseíllo juntos a dos nombres que, con su sola presencia, llenan el escenario, pese a tener ideas diferentes de estructura de temporada.