Eduardo Miura: «Los toreros están preparados para lidiar toros de cualquier ganadería y Morante lo ha demostrado»

BALANCE 2021

Eduardo Miura: «Los toreros están preparados para lidiar toros de cualquier ganadería y Morante lo ha demostrado»

miércoles 24 noviembre, 2021

Eduardo Miura, el ganadero junto a su hermano Antonio del emblemático hierro de Zahariche, hace balance en palabras a Cultoro de una temporada 2021 que comenzó con la incertidumbre de las restricciones y que acabó de mejor forma.

Eduardo Miura

«Los toreros están preparados para lidiar toros de cualquier ganadería y Morante lo ha demostrado«. Son las palabras de un sabio, de un ganadero de ganaderos, de alguien que ha llevado una trayectoria intachable en el campo bravo, siguiendo el legado de sus antepasados y conservando una auténtica joya genética. Es Eduardo Miura, que hace balance con Cultoro de una temporada 2021 nada fácil en la que la incertidumbre inundaba a todo el sector en el mes de junio pero que posteriormente, y con la apertura de las Ferias, todo se aclaró en cuanto el verano llegó. Afronta un 2022 con la cita confirmada de Pamplona por parte de la Casa de la Misericordia, que ya ha cerrado los hierros de los próximos Sanfermines.

Miura abrió temporada en Morón de la Frontera, lidiando un toro dentro de la corrida del Domingo de Ramos que le tocó en suerte a un Ginés Marín que le paseó una oreja; Llerena, en la provincia de Badajoz, fue la siguiente cita de la ganadería, en una tarde en la que trenzaron el paseíllo el 30 de mayo un Octavio Chacón que paseó dos orejas y un Manuel Escribano que se llevó una al esportón. El día 20 de junio lidió en Cuéllar, en la provincia de Segovia, una corrida con Rafaelillo, López Chaves y Javier Herrero. Y, tras ese triple compromiso, llegó uno de los puertos de suma relevancia del año Miura: Castellón, que en junio celebró su aplazada Feria de la Magdalena.

«Ha sido una temporada un tanto rara»

Miura 2
Toro de Miura lidiado en Castellón. José Joaquín Diago

«Ha sido una temporada un tanto rara, porque muchos sitios importantes no dieron corridas de toros a principios de temporada ni tampoco en el desarrollo de ésta, y luego en líneas generales hemos tenido de todo, como en la viña del Señor», dice en tono coloquial el ganadero a modo de balance de temporada. Sobre la corrida de Castellón de junio destaca que fue «buena, creo que cumplimos». Aquel día, tanto por presencia como por juego, el hierro de Zahariche dio la cara con creces en el coso de la capital de la Plana.

San Lorenzo de la Parrilla, en Cuenca, fue la siguiente tarde de Miura para la alternativa de Alberto Pozo; tras ella, Sanlúcar de Barrameda, una tarde en la que la emoción inundó los tendidos por la vibración del comportamiento de los toros. Tomó aquel día la alternativa un Cristóbal Reyes herido, pero satisfecho por la imagen de entrega ofrecida. «Fue una corrida de toros dura, en la que los toreros estuvieron a una altura muy buena y resultó impactante finalmente el festejo«, expone Eduardo Miura.

En Utrera lidió también este hierro dentro del desafío de encastes en el mes de septiembre y en Villaseca de la Sagra, en el marco del final de la Feria del Alfarero de Oro. También lidió una corrida en Aranda de Duero el día 12 de ese mes y otra en Soria, en la que los tendidos de la capital provincial se llenaron en una fecha en la que no se acostumbraba en los últimos años a celebrar corridas de toros. «Cumplimos», dice brevemente el ganadero.

Morante, Miura y Sevilla: la expectación cumplió

Morante Miura
Morante, en la tarde de Miura en Sevilla. Diego Alais

Y Morante se decidió por lidiar esta emblemática ganadería en la plaza de toros de la Real Maestranza dentro del largo ciclo de San Miguel marcado por las circunstancias de la pandemia, en un festejo en el que Manuel Escribano paseó dos orejas y rozó la Puerta del Príncipe: «Hubo de todo aquella tarde, salió ese toro bueno y el no tanto. Morante tuvo la mala suerte de que el primero no fuese un toro brillante y con el segundo sí que no tuvo suerte ninguna. A Pepe le tocaron dos toros que no fueron malos pero que se quedaban entre dos luces. Y el triunfo de Manuel Escribano con los mejores del encierro. Estoy encantado porque él estuvo como siempre a la altura del toro», indica el ganadero.

Y habla más sobre el gesto de Morante esta temporada, en la que ha estoqueado una diversidad mayor de encastes: «Yo no soy aficionado de hablar de encastes, sino de ganaderías. Y lo que antes era casi normal, ha pasado a ser una cosa excepcional. Los toreros están preparados para matar toros de cualquier ganadería y Morante lo ha demostrado», sentencia el ganadero.

Unas ocho corridas de toros de Miura para 2022

Por último, habla del 2022 y de las corridas que tiene listas, que serán unos ocho encierros, a los que se suma alguna novillada picada y los toros que saldrán para las calles. «No he reducido nada, prácticamente tenemos lo mismo que antes de la pandemia«. Pamplona ya ha confirmado la presencia de esta ganadería, que también estará en Sevilla y Sanlúcar. Bilbao también ha visto una corrida de este hierro, que estuvo en las últimas Corridas Generales y también estuvo anunciada para un 2021 en el que no se ha podido llevar a cabo la Aste Nagusia. De Madrid «aún no hay noticias», concluye el ganadero.

Leave a Reply