Estos son los toros que Paco Galache tiene preparados para 2022: ¿Se animarán de nuevo Morante y El Juli a lidiarlos?

CAMPO BRAVO

Estos son los toros que Paco Galache tiene preparados para 2022: ¿Se animarán de nuevo Morante y El Juli a lidiarlos?


viernes 21 enero, 2022

La ganadería salmantina de Paco Galache es todo un emblema del campo bravo: los fotógrafos Pablo Ramos e Ivi Martín han fotografiado toda la camada para la próxima temporada y estos son los toros que el mítico hierro lidiará.

Galache Toros
Toro de Galache para 2022. © Pablo Ramos

‘Hernandinos’ es una de las fincas emblemáticas del campo charro, una dehesa en la que los toros de Paco Galache han pastado durante muchas décadas. La bravura y la clase de estos animales fueron codiciadas por las figuras durante los años 50, 60 y parte de los 70. Con la moda del toro grande, tanto las empresas como los toreros se fueron olvidando de un animal que había dado tardes de gloria al toreo, y poco a poco el sistema fue condenando al ostracismo a un encaste único… hasta que el pasado año, Morante y El Juli se acordaron de él, y volvieron a lidiarlos en Salamanca.

Galache siempre ha sido un toro de gran nobleza, un animal con clase y entrega pero el que las fuerzas se supusieron un hándicap grande tras la subida del trapío de los animales. Al ser un toro de gran pureza, había que tener cuidado a la hora de la selección, ya que la consanguinidad se podía hacer presente. Galache, por tanto, tenía que hilar muy fino para que la ganadería no acabara perdiendo su sello. La consanguinidad tiene cosas positivas, ya que fija caracteres, pero también puede producir abortos y malformaciones en los animales, por lo que la recuperación de una ganadería de este tipo pasaba por medir cada paso, abrir líneas y ser muy exigente en la selección.

Durante todos estos años de travesía por el desierto, en casa de Galache no se ha perdido la ilusión ni las ganas por seguir apostando por este toro tan singular. Tras años trabajando en silencio, los resultados han llegado en forma de triunfos. Un punto de inflexión fue la corrida lidiada en Béjar el pasado 2019. Tanto los aficionados como los taurinos vieron como el hierro que ahora comanda Paco Galache estaba en un momento ilusionante.

Morante y El Juli dieron el paso adelante con Galache en 2021 en Salamanca

Paco Galache
Tres toros de Paco Galache. © Ivi Martín

2020 se preveía como un año ilusionante para los berrendos salmantinos, fruto de ello fue que fueron pedidos por Morante de la Puebla y Julián López ‘El Juli’ para su comparecencia en Ciudad Rodrigo. Tras el buen resultado obtenido las opciones de volver a los carteles de campanilla estaban más cerca. Pero se nos vino encima la pandemia, y con ello las ilusiones de ver lidiar en ese año a la singular divisa que pasta en Hernandinos. Tras un oscuro 2020 y un comienzo poco esperanzador del 2021, empezó a revolotear por los mentideros taurinos una noticia: la intención de Morante de la Puebla de lidiar una corrida de este hierro, y El Juli junto a él.

Y así fue: la plaza elegida era la Glorieta. Salamanca volvería a ver lidiar en su plaza a esta ganadería que tan buenos recuerdos le traía. El día elegido fue el 12 de septiembre y los toreros; el ya mencionado José Antonio ‘Morante de la Puebla’, Julián López ‘El Juli’ y el salmantino Alejandro Marcos. Una corrida que pese a los problemas en el desembarque estuvo bien presentada, toros de preciosas hechuras los cuales dieron un interesante juego en el ruedo, propiciando el triunfo de Morante de la Puebla y Alejandro Marcos.

El 2022 del hierro

Galache
Otro toro de Paco Galache. © Pablo Ramos

2022 debe ser un año de evolución y consolidación de una divisa que sabe cuál es su sitio. Cuidar el tipo de toro que sale por chiqueros es fundamental. De momento, su recuperación va por buen camino. La fuerza es un tema que llevan tiempo intentando solucionar pero que aún es visible en algunos animales. Siempre se ha dicho que a mayor calidad, menos fuerza y, a menos entrega, mayor fortaleza. Algo así puede pasar en Hernardinos. Estos toros reúnen todo lo que un ganadero puede soñar: belleza, hechuras, clase, nobleza, humillación, entrega… esa bravura por la vía de la calidad que siempre gustó a las figuras pero que la báscula acabó por apartarla y dejarla en el ostracismo.

Es el momento de apostar por divisas en buen momento, de darle su sitio a hierros que se lo merezcan más allá de su encaste o hierro. La variedad es esencial en la fiesta, sacarla de esa monotonía que muchas veces vemos. Existe el toro más allá del encaste Domecq; ese que por cierto le ha dado esa vuelta de tuerca tan necesaria al toro. Menospreciar a uno para ensalzar a otro es injusto. Aquí no hay toro sin ganadero. La personalidad de este debe primar por encima de si sus toros son de un encaste u otro. Galache tiene todo para seguir progresando, ahora toca seguir apostando por ella.

FOTOGALERÍA: PABLO RAMOS E IVI MARTÍN