Tomás Prieto de la Cal: «Algunos toreros jamás le perdonarán a Morante lo que ha hecho esta temporada»

CAMPO BRAVO

Tomás Prieto de la Cal: «Algunos toreros jamás le perdonarán a Morante lo que ha hecho esta temporada»


lunes 29 noviembre, 2021

El ganadero de Prieto de la Cal hizo balance de su temporada en Clarines y Timbales: habló del momento de su ganadería, del gesto de Morante en El Puerto y de su visión del estado de la Fiesta actual.

Morante Prieto Cal
Morante en su encerrona y el ganadero de Prieto de la Cal. © Eva Morales

«Algunos toreros jamás creo que le perdonen a Morante lo que ha hecho esta temporada». Con esas sentenciadoras palabras, el ganadero del emblemático hierro veragüeño de Prieto de la Cal, Tomás Prieto, hacía balance de la temporada de la vacada onubense en los micrófonos de Clarines y Timbales. Un total de 13 festejos con 47 reses lidiadas ha sido lo que Prieto de la Cal ha llevado a las plazas de toros de nuestro país esta temporada, destacando sobre todas ellas por la expectación que creó la tarde de seis toros de Morante de la Puebla en El Puerto de Santa María que, aunque aciaga, fue una de las citas que más interés previo creó en el aficionado.

«El ganadero nunca está satisfecho, continuamente queremos más, pero realmente, en cuanto a ganado lidiado, tal y como se planteaba un año tan dificilísimo, no podemos estar disgustados porque se ha lidiado mucho en corridas, novilladas, festejos de rejones, concursos… y con la situación que teníamos, lo realmente importante era que el ganado saliese», reconoce el ganadero ante los citados micrófonos. «También es cierto que ha habido suspensiones que nos han dado mucha rabia, pero en general es un balance positivo de la temporada«, admite.

«Este año han sido mejores los toros de Prieto de la Cal que los novillos con excepciones»

«Hoy en día, en general, se mide el animal exclusivamente por si es noble y por su juego para el torero. En mi caso no es así, no crío los toros para el torero, sino para seguir una línea antigua donde los toros destacan fundamentalmente en la suerte de varas. La última corrida para mí ha sido la más lucida porque dio juego en el caballo, en Tafalla, y sin embargo no lo fue tanto para los toreros», admite el ganadero. «Mi balance no es el mismo que el que se puede ver en las críticas. No soy un ganadero al uso del 2021 ni pensaré como la generalidad que el público piensa. Este año han sido mejores los toros que los novillos con excepciones», señala Tomás Prieto de la Cal.

Sobre el toro lidiado en Cenicientos y el novillo lidiado en la novillada concurso de Villaseca, Tomás Prieto de la Cal expone que «en la concurso de Cenicientos salió un buen toro y en la de Villaseca un mal novillo. También es cierto que cuando se lidian bien a los animales se potencian las virtudes y se tapan los defectos. Si la lidia va contra el animal, aunque sea bueno, es difícil». También destaca tardes como la de Palos de la Frontera, Lodosa, Cella o Pegalajar. “En corridas, en Tafalla hubo tres toros de nota; las corridas de rejones, fueron buenas en Baza”, detalla.

La encerrona de Morante con seis de Prieto de la Cal

Morante Prieto Cal Puerto
Morante en su encerrona con toros de Prieto de la Cal en El Puerto. © Eva Morales

En un momento de la conversación, salta a la palestra la encerrona de Morante con seis de Prieto de la Cal el pasado mes de agosto y cómo surgió: «Él es un hombre de la ganadería, incluso cuando no ha matado animales nuestros. Tienta en casa y salió de él matar una corrida nuestra. Lo que nos sorprendió a su amigo Pedro y a mí fue que cuando estábamos repasando cercados nos dijera que no buscásemos compañeros, que la iba a matar él solo«, explica Tomás Prieto de la Cal sobre cómo surgió.

«Realmente es un hombre muy romántico, y al venir a esta casa y ver y rever los toros, lo que cuenta es cierto: él tuvo un sueño de que mataba seis toros de esta casa. Y realmente fue una apuesta fuerte, quizás excesiva una vez visto el resultado, pero los sueños y el romanticismo son así. Y yo prefiero gente así que justo en el lado contrario, detrás de la mata, que es lo que llevan haciendo treinta o cuarenta años las mal llamadas figuras del toreo, que no quieren ver un toro que se salga de las tres o cuatro ganaderías. Este hombre no, ha dado el paso hacia adelante, los demás no han querido saber nada, jamás creo que le perdonen a Morante lo que ha hecho esta temporada, pero ha hecho un gran bien a la Fiesta«, expone el ganadero.

Sobre los términos ‘torerista’ y ‘torista’

Prieto Cal
Toro de Prieto de la Cal en Valdemorillo el pasado mes de octubre. © Pablo Ramos

Sobre los términos ‘torerista’ y ‘torista’, el ganadero explica que «son términos nuevos, yo soy antiguo. Los ganaderos siempre hemos ido de la mano de los toreros, pero de un tiempo a esta parte, de las ganaderías duras o antiguas que nos salimos de la generalidad los toreros no quieren saber nada, cuando antes las figuras como Pepe Luis, los Dominguines, Manolete, Gallito, Belmonte… cuando llegaban al cénit de su carrera, mataban este tipo de ganaderías en las plazas principales. Por eso no había torerista o torista, sino que las figuras mataban ganaderías de encastes diferentes muy apreciados por el aficionado», defiende el ganadero.

En aquella época «figuras y ganaderías como la nuestra íbamos de la mano». «Hoy en día ocurre que hay dos circuitos: uno con este tipo de ganaderías que ahora les llaman héroes pero que son toreros con mayúsculas, y después, sin menospreciar al que se pone delante de un toro, son otros toreros que no se salen del sota, caballo y rey y de matar las mismas ganaderías. ¿Qué ocurre con esto? Yo siempre he dicho que se van a cargar la afición porque se hartan de ver siempre lo mismo. ¿Qué ha hecho Morante este año? Salirse del guion, pensando siempre en la tauromaquia», añade el ganadero en los micrófonos de Clarines y Timbales.

«Desgraciadamente, hoy mandan más los toreros que los ganaderos, y Morante apostó por la ganadería porque independientemente de la empresa que entrase en El Puerto, él iba a hacer esa apuesta. Y la plaza se llenó, y se vendieron las entradas en dos horas», señalaba el criador onubense. Por último, dejó una reflexión sobre el futuro de la Fiesta: «Yo siempre pienso que habrá una reacción porque el toreo es del pueblo y la gente no permitirá que unos mequetrefes acaben con esto. Pero hay que cambiar para que no nos aburramos en las plazas», concluye.